Madre

Mi madre creo que fue quien me contó, que el primer domingo de mayo se celebraba el día de la madre en España como una maniobra de ventas de un centro comercial español, el más fuerte entonces… No sé si ahora lo es tanto.

Pero no hay que demonizar el mundo del comercio, sobre todo si de vez en cuando nos servimos de él para recordar cosas tan inmensas.

Quizá puedo decir que yo tuve una de las mejores, para mi claro está la mejor y además como no se puede comparar, lo es sin duda, porque es la única madre que he tenido. Bueno…Si bien lo pienso…, he tenido muchas.

Cada vez que he podido descansar mis miedos en alguien con total entrega por mi parte, cada vez que alguien me ha estimulado de un modo u otro, cada vez que he sentido la protección sincera y desinteresada de otros, cada vez que me han impulsado a seguir mi camino, ese que uno difícilmente descubre solo…¡¡¡TODAS ESAS PERSONAS han sido MI MADRE!!!

Y es que “lo madre”, que generalmente se asigna desde el corazón a una sola mujer, vive y se expresa en múltiples manifestaciones de la VIDA, pues en ella está derramado un espíritu cuidadoso que nos cuesta entender y que sin embargo a veces uno siente inconfundiblemente.

La vida, esa amarga compañera en ocasiones, es percibida a menudo con desconfianza… La identificamos con el mundo y no es el mundo aunque en él está. El mundo es el resultado de un puzzle de luces y sombras plagadito de piezas, que tendemos a sentir desconectadas entre sí. Y bueno es que así sea. Ha de comprenderse cada elemento aislado, cada función, cada cosilla de las que la constituyen. Pero ese puzzle expone una imagen, que rarísimamente nos es dado observar.

La Vida, así con mayúsculas es lo que crea y compone el puzzle. Muchas veces me he sentido pieza de puzzle, de ese enigmático mosaico de adoquines en apariencia simples y aislados. Le llamamos también rompecabezas, porque la vida lo es si uno la vive desde la cabeza, en vez de hacerlo desde el corazón.

Miro el mundo y…¿Qué veo?

Veo gente que ignora que lo inmenso no puede construirse con simpleza, que ignora que bajo cualquier forma hay un impulso de amor, sí, de amor, pues no sólo la caricia ama. A veces el empujón es su signo y nos pilla desprevenidos y lo llamamos daño. Y solamente cuando pasa el tiempo, a veces mucho, uno vuelve a mirar y recita el refrán convencido: NO HAY MAL QUE POR BIEN NO VENGA…

Y es así.

A menudo nos cuesta detectar que el empujón fue compasivo, que era un derroche de amor cuando nos enrocamos a fuego en posturas que mantiene vivo como el primer día el golpe. ¿ Cómo si no existiría la posibilidad del deshielo del alma enferma de mirar cuán víctima se ha permitido ser?

Llorar, sufrir, por doloroso que pueda ser es un modo de sentir tan fuerte, que causa adicción. Y hemos descubierto que tiende a centrar la atención, al menos un rato en uno. Así que despotricamos de los “males” que nos atenazan como si con ello no prorrogásemos su influjo más y más. Suele en muchos anquilosarse esa postura y lo que no quieren saber es que hay una salida, una que dejará su dolor aparcado, no resuelto aun pero lejos, aun si pierden el beneficio de la piedad ajena, que hay momentos en que se torna asco del doliente… Y de este modo hasta llega el momento en que…¡¡¡ el dolor se disuelve!!!

Lo madre que tiene vivir, no ceja. Puede que te lo quite todo. Puede que te quite sólo lo que más te importa. Puede que te defraude en forma de traición o de ruptura, o que se niegue a darte tu anhelo más profundo… Haga lo que haga no obstante está colocándote cual pieza del puzzle, para que algún día vuelvas la vista atrás, si no pudiste ahora y sientas cómo de grande es VIVIR…

Lo MADRE ES SABIO Y AMA, luego no paraá hasta que tu…¡ENTIENDAS y SIENTAS y así, ACEPTES!

¡¡Que nadie piense que soy ajena al mundo, que no sé todo lo corruptible que es o que ignoro a Venezuela, a España, a Siria , a Rusia o al niñito que se está muriendo justo ahora allá en África o en cualquier lugar del mundo!! Me duelen como a todos, y siento su desdicha como todos.

Es sólo que si he tenido la fortuna, sea lo que sea eso, de nacer donde la miseria y la mugre no me alcanzan, estoy segura que el modo de ayudar, no es hundirme y llorar su llanto sino mostrar que hay más opciones, que hay sobre todo una capaz de ver lo maternal que es la vida…, bruja mala ahora para pincharme y sacarme de mi estupor y madre poderosa y buena para estimularme y darme la libertad de existir por fin libre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s