¿TE QUIERO?

” Hoy Venecia sin ti…¡qué triste y sola está!”…  Así cantaba al amor perdido Aznavour hace años… continua cantinela de las llamadas canciones de amor. Ya sea jazz, rap, bolero o pop, el amor se entiende de esta forma exclusiva: “te quiero, eres mía/o” y si cambia, el amor será un recuerdo, un puñal clavado en el corazón de la memoria…

Diferentes lenguas lo expresan así: TE QUIERO, I LOVE YOU, TI AMO, JE T’AIME, IK HOU VAN JOU, ICH LIEBE DICH … Entre ellas el castellano es la única que usa un verbo que no es AMAR para expresar amor. Da un poco igual. Cierto y verdad es que el resto de países actúa también posesivamente al amar. En España existe hasta el: “la maté porque era mía…”

La psicología dice que enamorarse es proyectarse sobre otro, que eso tan maravilloso y escondido que nadie reconoce suyo, lo vemos en el amado/a. O sea: nos enamoramos de nosotros mismos en nuestra mejor versión volcada en otro que hace de pantalla o espejo, donde al fin osamos mirarnos.

También hablamos de amores… Amor de madre, de hijo/a, de amigo/a, de hermano/a…, clasificamos el amor, como clasificamos todo. Nada raro que no sepamos definir el amor. A menudo lo cuantificamos, como si vendiéramos al peso un sentimiento y la actitud que lo acompaña.

Y ocurre, porque al único que nos queda por amar es a nuestro propio ser. Jesús decía: DA AL OTRO LO QUE QUIERAS PARA TI. El otro es me guía hacia mí mismo y amarle, no poseerle, hace que cuanto le doy, lo reciba yo. ¡¡FUNCIONA!!

¿Dar? Este es otro “dar”. Me explico. Quiero sentirme inocente, segura, saberme valorada. Quiero respirar libertad, sentirme aceptada tal cual soy… ¿No queremos eso todos? Pues el mundo inconsciente no trabaja como el consciente. Si te doy algo, lo pierdo en el mundo consciente. En ese mundo tan poco conocido, el inconsciente, si quiero quedarme mejor te lo doy.

¿Quieres aceptación? Acepta tú al otro. A cada uno. ¿Quieres libertad? Libera a quienes te rodean. ¿Quieres ser valorado? No critiques. Valora al prójimo. ¿Quieres seguridad? Haz que se sientan seguros los que conoces. ¿Quieres borrar tus culpas? No veas culpables. Hay una justicia que comprende y restaura, incluso ante un asesinato.

Amar es generosidad con el otro. Te gustará su personalidad, o no. Pero el beneficio de hacer y dar lo mejor de ti al resto, no sólo te permite dormir en paz. Encima, quien obtiene lo que da eres tú. Y ésta es la única manera de amarse. Tú eres mi oportunidad para amar fuera de mí aquello que jamás sentiré propio.

SOMOS UNO. Con miles de “caras”, bonitas, terroríficas, con personalidades y aspectos variadísimos, hasta opuestos, pero UNO. Y nunca me echaré de menos en una Venecia que no me parecerá ya más triste. No estará aquel o aquella a quien quería. Sin embargo, hay tantos por amar aún… Y él o ella, si miro en mi corazón, sigue ahí.

134897

Un comentario en “¿TE QUIERO?

Responder a Francisca Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s