LO HE VISTO CON MIS PROPIOS OJOS

Una “foto” es una IMPRESIÓN GRÁFICA…, impresión de un instante recogida por el “ojo” de un aparato. Una máquina convierte esa impresión en huella visible o grafía con muchos puntitos de luz apresados en un soporte, p. ej. el papel…Por eso lo llamamos IM-presión y no SENSACIÓN. Sensación remite a algo sensible y no le atribuimos sensibilidad a una máquina, aunque un fotógrafo hable de la sensibilidad de su cámara.

PRESIÓN, una fuerza ejercida de dentro a fuera, captada, en el caso de una foto en papel. Una pantalla de móvil hace algo parecido.

Excelente cámara para captar impresiones es el ojo humano. No la mejor. Hay especies que nos superan ampliamente. Aun así, ningún ojo capta la totalidad de observado y retrata, un milisegundo: enfoca puntualmente la realidad, desdibujando cuanto no retrata.

Un retrato pues, es una imagen irreal por más que sirva de prueba hasta en los juicios. No obstante, certificamos (desgañitándonos incluso) lo que afirmamos diciendo: ¡¡ LO HE VISTO CON MIS PROPIOS OJOS!!

Si nos diéramos cuenta lo arbitrario, lo inexacto de la sensibilidad que damos por sentada al ojo, al cerebro y a la mente, la imagen de lo real sería tan distinta, que atónitos descubriríamos en qué falsas creencias y opiniones basamos nuestros juicios y vemos la realidad.

La mente no es fruto del cerebro. Seguramente va al revés. Llamo mente al conjunto de memoria y actividad incesante (también dormidos o muertos un rato, sigue activo). La mente parece ser la causa de ser consciente de existir. Eso tiene también otro nombre: CONSCIENCIA. Cerebrín poseen los gusanos, pero no por ello pueden saber cuanto a nosotros nos es dado conocer. ¡No conocemos todo!…, ni estamos si quiera dispuestos a conocerlo.

A menudo, preferimos mantenernos en la ignorancia de cuanto no repercuta o influya en nuestro bienestar.

Es razonable, pero felizmente la vida está sembrada de IM-presiones, de impactos. Vivir es someterse a un bombardeo continuo de fotos del ojo sobre la realidad. Sensible a las luces y sombras, el cerebro crea imágenes de lo real… Incompletas, inexactas, pero para andar por casa suficiente.

No es muy eficaz, no obstante, dar  credibilidad plena a esas imágenes estrechas, cortas, engañosas y convertirlas en móvil de nuestros actos “pa siempre”.

El hígado es al cuerpo lo que el botón de resetear al computador: elimina cuanto estorba. Dicen que totalmente, aunque hay quien a ordenador bien muerto le saca las huellas digitales. Si pones algo en la nube, cuenta con que será tan eterno como la nube.

Nuestros actos busca nuestro bienestar, pero la psquiatría ya ha detectado el malestar unido a esa necesidad de conexión, que causa una tremenda ansiedad si no dispones del aparato, radio o móvil, y tiene tratamiento: el mismito usado con cocainómanos.

Hay múltiples venenos que nuestro hígado desvanece. Hoy en día trabaja a tope. Lo bueno del hígado es que es al hombre, lo que la cola a la lagartija: Es el único órgano humano con tal potencia de regeneración, que si suspendemos la ingesta del veneno, de un rendimiento bajísimo puede volver prácticamente al 100×100. Algo puede quedar necrosado, definitivamente muerto, pero sin pudrirse…, y nos mantiene vivos. ¡¡ES ALUCINANTE!!

Volvamos a las SENSACIONES. Sensibles somos…

Cualquier mañana, en casa, si ayer fue normalito, me despierto, desayuno, me apaño, y me siento bien al pisar la calle.

Podría pasar, pasa, que saliendo, aparezca ese vecino cabrón que jamás me ve, que sólo me habló un día que nadie más había. Encima lleva cara de zapato siempre.

O…, entro a trabajar. Oigo la voz seca y autoritaria de ese jefe que parece ser dueño de mi tiempo y me trata cual hormiga de cuyo rendimiento dependen sus resultados, exigiendo sin contemplaciones. Paga poco, tarde y mal y no encuentro otro trabajo…,

¡Perfecta excusa para considerar que no valgo, que no me valoran, que mis sensaciones son la verdad y mi fotografía no es una instantánea, sino una eterna burla de mi destino de mierda!

El nefasto vídeo que mi mente llama su “puta vida”, no deja lugar a dudas: el origen de mi malestar crónico ya, ESTÁ FUERA… ¿Es así ?

El hígado y el cerebro. Son como gemelos bien conectados. QUÉ FUE PRIMERO…¿El huevo o la gallina? ¿Qué ocurrió antes mi forma mirar o la aparición del vecino, o de ese malnacido de jefe mío?

¿Quién vive y piensa en mí? ¿Son ellos? ¿Quien fotografía imágenes y las interpreta…Son sus neuronas, sus sensaciones, o las mías?

El cerebro engaña no por perversión, sino para protegernos de explotar. Si fuésemos máquinas inteligentes con una capacidad de acumular y procesar TODOS los datos, nuestras impresiones no se convertirían por ejemplo en cortisol, lo que haría estallar el corazón. El cerebro toma decisiones prácticas y contará que todo marcha en nuestro cuerpo. Le dan igual imágenes, que experiencias. Para él ambas son verdad y actúa para que creamos, que todo continua aceptablemente bien.

¡Ya tenemos el hígado que procesará el cortisol librándonos del mal cuerpo que se te pone cuando percibes un peligro y quieres echar a correr bien lejos! Un peligro…, ¿es mi jefe, o mi vecino un peligro? Realmente no. No vivo gracias a ellos. Pero a base de sentirlos como un cabrón y un malnacido y cada vez que los veo pensar lo propio… QUEREMOS ECHAR A CORRER como ante una fiera que pretendiese devorarnos.

Pasaremos el tema al hígado. Fiel a nuestra supervivencia, lo iremos desgastando. Ni le damos la oportunidad de recobrarse, cuando le estamos dando otro chute de cortisol. Cada vez que mi mente, mi consciencia, barrunte un peligro real o imaginario, el cerebro mandará neurotransmisores al hígado que harán aparecer el cortisol y mientras, seguiremos creyendo que es que ellos son personas TÓXICAS que nos dañan.

¡¡ES MUCHO MÁS FÁCIL CULPAR A LO DE FUERA, que poner remedio desde la cámara que es nuestra consciencia!!

Un comentario en “LO HE VISTO CON MIS PROPIOS OJOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s