CULPABLES

La cruz de Luz¡Hola!

Esta foto me encanta. No la hice yo. La hizo un amigo en un viaje a la Argentina.

Alguien podría decir: Ese sol es mío, porque es de Argentina…Y yo soy argentino/a.

Tal expresión nos resultaría o una broma, o una estupidez, porque el sol es el mismo para todos se le fotografíe donde se le fotografíe…

Hay cosas que es evidente que son algo común, si es que se puede uno apropiar de un astro. Aunque hay otras cosas que nadie quiere hacer suyas. Por ejemplo la culpa.

Leía el otro día en clase un cuento a mis peques titulado:YO NO HE SIDO. La historia empieza con una granjera que se asusta y mata una araña, la granjera recibe un buen empujón de la vaca a la que iba a ordeñar. Al acusarla, la vaca dice: “Yo no he sido”.A la vaca le había dado una coz la mula, quien a su vez recibió un empujón del cerdo, el cual recibió un mordisco del perro, que a su vez recibió el picotazo del pollo, quien había sido picado por un mosquito, que ahora que no había araña que se lo zampara, campaba a sus anchas. Y acaba el cuento con la frase: “¿Entonces quien ha sido?…

Este relato es un cuento, pero no precisamente infantil. Un adulto ha de responder a la pregunta final. A los niños no se les pueden dejar cabos sueltos. Ellos son concretos como pocas expresiones humanas lo son. Y yo la verdad, no lo tenía claro. Sí tenía una respuesta para mí. Pero…¿Podía yo dar esa respuesta a niños que proceden de familias tan dispares entre ellas?

De modo que escurrí el bulto y les pregunté a ellos. Su respuesta fue: TODOS. Todos tienen la culpa.¡Nada mal ! ¡No está nada mal! Como el sol que es de todos, la culpa es de todos. En filosofía existe lo que yo llamo un truco. Una afirmación como esa, es cierta también si le damos la vuelta:

La culpa es de “ninguno”, o sea de nadie. Esta era mi respuesta. Ya no creo en la culpa.

Hay refranes que apestan a retrógrados. Otros sin embargo los usamos según nuestra conveniencia y no nos damos cuenta del valor real que tienen. Por ejemplo este: ” Las apariencias engañan”.¡¡Vaya tesoro!! y qué poquico lo hacemos nuestro…

Volviendo al cuento, la apariencia dicta que hay un responsable y todos se excusan, como si de ellos dependiera la acción que daña al otro. En realidad hay una llamémosle energía que se manifiesta a través del susto de la granjera y el inmediato pisotón, que libera de la muerte al mosquito que aparece como causa desencadenante de tantos dolores.

Nuestra mente se niega a dejar de buscar causas, autores de los delitos y como en este cuento, TODOS SOMOS RESPONSABLES Y NINGUNO LO ES.

¿Podemos culpar a la energía? A fin de cuentas es ella quien los mueve…Aunque, iba a costar trabajo encarcelarla…La energía se siente, sus efectos se sienten y gracias a eso podemos canalizarla y tener luz o calor en nuestras casas. ¿Pero apresarla?

Cuando era una niña tenía una imagen de Dios que sé que aun mucha gente tiene. Dios era un venerable anciano, semitapado por una bella nube y Dios se parecía a papá. A veces me sonreía. Otras se entristecía y también era posible verle muy, muy enfadado conmigo. Aunque me resulte hoy increíble, esa imagen de Dios ha persistido y realmente no sé cuando Dios pasó a no tener rostro, ni imagen, para convertirse ya en energía.

Tengo un maestro, que un buen día lo relacionó con el vacío cuántico. De entrada he de reconocer que me parecía deshumanizar a Dios, porque por infinito que fuera, yo lo sentía como un ser casi humano. Pero según él contaba, una de las aproximaciones a la definición de algo indefinible como lo es Dios, de las más acertadas, se hallaba en la filosofía hindú, que lo describía como “una fuente eternamente creadora”. Varios milenios después, creo que siete, nuestros científicos más progresistas de la Física Cuántica definieron el vacío cuántico como : UNA FUENTE ILIMITADA DE ENERGÍA, más allá del tiempo y del espacio.

¡Curiosa similitud entre definiciones! La una se refiere a Dios y la otra a la materia.¿Cómo puede ser esto? Pero …¿No son mundos opuestos materia y espíritu? Pues va a ser que no.

Cuando yo le contaba esto a mi madre decía que eso de la física cuántica le quedaba grande. ¡¡Anda!! ¡Y a mí! ¡Yo no puedo ver un número sin perder la noción de las cosas!

Pero esto es distinto. Puedo perfectamente imaginar que soy un microscopio, el mejor de los mejores, puedo penetrar cualquier objeto de los que tengo ante mí e imaginar que me empequeñezco, más y más hasta llegar a los elementos que lo componen y luego aun más, para ver las moléculas y más aun, penetrar en un átomo y todavía más aun, hasta llegar a donde en apariencia no hay nada. Bueno, sí hay. Hay ONDAS. Sí, ondas como esas que capta la radio, o la tele, o el móvil. O como esas que veo en el agua de un estanque si tiro una piedrecilla…

Puedo ver las caras atónitas de quienes descubrieron que la materia está hecha de lo no material…¿El espíritu? Sí. señores. Bajo tanta apariencia de materia hay espíritu, ondas. A veces se transforman en diminutas partículas, tanto que nadie ha tenido jamas un tarro lleno de ellas…No se pueden apresar como la energía…Ja! Ja! Ja!…Y cuando un grupo de partículas se acumula y aparecen átomos y estos forman moléculas siguiendo las leyes del electromagnetismo, y se suman más y más y generan células y estas órganos, y estos sistemas como el nervioso…un buen día tenemos un bebé VISIBLE formado por ondas convertidas en materia. El proceso es similar para generar rocas, vegetales o animales, tengo entendido.

Asi que la apariencia de materia resulta ser algo así como ESPÍRITU CONDENSADO. No hay separación entre opuestos, sino una cosa que cambia de estado…Netamente como un gas que se licua y luego se solidifica. Mi maestro usaba el ejemplo del agua….¿Es menos agua el hielo o el vapor de agua?

Pero volvamos a “quién ha sido”. Si el vacío cuántico está cargado de energía y de él surge la materia…Ahora se complica más el asunto. ¿Habrá sido la granjera que pisó la araña, o ha sido el mosquito, dando por sentado que los otros no pudieron impedir la cascada de golpes? Pero si todos ellos están hechos de vacío cuántico convertido en materia…¿ No será este el causante?

Y si lo que entendíamos por Dios es el vacío cuántico…¿No será Dios el culpable?

Al llegar aquí uno se para.¡¡Jovar!! ¡Es muy fuerte culpar a Dios! Al menos para muchos eso es impensable. Dios es sólo bueno ¿O no?

A lo mejor de nuevo las apariencias nos engañan. A lo mejor hay que revisar como decía ayer, si hay bondad y maldad, o ambas cosas son aspectos de lo mismo y depende de quien mire, para que se vea bueno o malo.

¿Sabéis qué? Que mis niños tenían razón. HEMOS SIDO TODOS o lo que es igual, ha sido lo que es en todos, o sea Dios. De paso este galimatías permite reflexionar a cerca de la culpabilidad y los culpables. Sí y también sobre la culpa. ¿Hay culpables?

¡¡OJITO!!: Si los hay tu puedes ser uno…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s