Tipos…Tipos que viven en nosotros.

Cuando yo iba al colegio, no recuerdo en qué curso de los finales, la profesora nos habló de la reencarnación. Era según contaba una creencia de pueblos poco desarrollados, con visiones primitivas de la existencia. De modo que mi formación determino en lo más profundo de mi, que jamás volviese a pensar en ello como digno de estudio si quiera.Tardé mucho en aprender que lo primitivo con frecuencia es sabiduría pura    y tanto o más en conocer un hecho clave:

Hasta aproximadamente el siglo IV de nuestra era, absolutamente todos los pueblos, primitivos y cultivados aceptaban sencillamente eso que también se llama la TRANSMIGRACIÓN DE LAS ALMAS como una verdad indiscutible. Es decir, que si no hubiera sido por la Iglesia católica, que en el concilio de Nicea allá por el año trescientos y pico consideró un error seguir manteniendo como núcleo de la fe la reencarnación y debido a su tremenda influencia en la historia de los últimos veinte siglos, hoy un estadounidiense medio, un inglés de la calle y un españolito corrientito, no hubieran dudado de que tras morir, VOLVEMOS.

Algo parecido ocurre con la Astrología. Uno ve el horóscopo del periódico, o en un revista y automáticamente lo desestima, sin saber todo lo que tras una sabiduría milenaria se esconde. Ciencia y religión se han encargado de desacreditarla suficientemente, a lo peor porque no interesa que se crea otra cosa que el discurso oficial, ese que nos convirtió a todos en París hace unas semanas, desoyendo otros gritos de dolor en Beirut o Bagdag aquel mismo fin de semana.

A mi en el colegio también me enseñaron que eso eran “paparuchas”, a la astrología me refiero. Sin embargo uno crece, pasa el tiempo, investiga, conoce gente y paulatinamente empieza a ver que no sólo la ciencia tiene la verdad, que la propia ciencia se desdice miles de veces, que científico es lo que sigue el método científico y que fuera de ese método, muchas cosas son verdad aún si uno no tiene modo de probarlas.

Para mí fue por ejemplo una increíble sorpresa saber que un reputado psiquiatra, que creó escuela y es todavía hoy seguido por muchos, me refiero a Carl Gustav Jung, había profundizado en lo que él llamó los ARQUETIPOS al amor entre otras cosas de la Astrología. En esto como en tantas cosas, hay que aprender a distinguir entre una hamburguesa y un buen filete de ternero no envenenado con potingues que le hacen más gordo, pero menos sano.

Quiero decir que uno no puede pretender que todo es morralla, sólo porque coja un horóscopo y vea que falla. Creo que el horóscopo del diario se hace para una persona y se ofrece como si fuera para muchos y la Astrología es un traje intransferible. De ahí, en parte, los fallos. Pero cuando conoces a un buen astrólogo…¡¡Ah!! Eso son palabras mayores. ¿Cómo pueden describirte a tu hijo, al que ni una sola vez han visto y decir cosas tan impresionantes como que lleva un criminal en él si no encauza su ira? Eso no son generalidades…O ¿Cómo pueden describirte a tu madre como la galerna del Cantábrico sin haberla conocido?

Dentro del ser humano hay “tipos” que viven en la sombra, hay fuerzas, impulsos que surgen siempre, aunque con diferentes intensidades.

Si yo digo que en todos hay una energía bestial, esa que de estar casi dormido te saca de la cama cada mañana, probablemente me diréis que exagero, pero reconocéis en vosotros esa fuerza. Creo que no es exagerar, pues sin ese impulso vivo en nosotros, nadie pondría un pié en el suelo. Es como resucitar cada mañana. ESE ES MARTE, para un astrólogo.

Esa fuerza que descubre uno en sí, que te lleva a hacer lo que se tercie por quien escoges como objeto de amor, que te hace someterte, que te vuelve ciego para cuanto no es positivo, esa fuerza que llamamos enamoramiento, vive en cada ser humano sin discusión. ESE ES VENUS, para un astrólogo.

O ese momento de tu vida en que a tu alrededor todo o parte esencial se desmorona y hagas lo que hagas, no ha lugar. Pierdes lo más estimado, aquello que diseñaste y construiste con gran esfuerzo…¡Eso también lo reconocéis! ¿ No es así? ESE ES PLUTÓN igualmente, para un astrólogo..

Pues esto, estos “tipos”, modelos, impulsos, fuerzas que están vivos en nosotros los hombres de hoy, estaban vivos igualmente en los seres que establecieron las primeras bases de la convivencia humana, hace milenios. Ellos decían que la aparición de tal o cual astro en su cielo, lo mismo que influía en sus ganados que se emparejaban, o sus cosechas que se ponían a punto, también actuaba sobre ellos y ellas. La relación de la Luna con los partos y las menstruaciones puede ser discutida, pero cada Luna llena los hospitales y se ven sobrepasados porque en decenas de mujeres se inicia el parto. ¿Ciencia o evidencia?

El hombre primitivo empezó a establecer relaciones entre lo que el cielo les mostraba y sus vidas. Puede parecer tonto, pero los grandes sabios de la historia enuncian verdades como esta: LO DE DENTRO ES COMO LO DE FUERA Y LO DE ARRIBA COMO LO DE ABAJO. Y cuando uno empieza a comprender que el efecto mariposa, tan científico él, es cierto, cuando entrevé la intensísima relación que hay entre todos y entre todo lo que es de esta Tierra, ya no te parece tan tonto que un astro pueda representar una energía que vive en ti, un impulso, común a todos los seres llamados humanos. Me refiero a que relacionar astros con vivencias empieza a tener algo de sentido. ¿No está todo interelacionado?

Luego llega la Sra. Ciencia y entra en demostraciones que delatan verdades las cuales uno y antes que uno mismo muchos, ya habían deducido que tenían que ser ciertas. Por ejemplo, los mundos paralelos…Hoy un experto en física cuántica no discute que lo que llamamos real, no excluye que lo que pudo ser y no fue, sí se produce y sigue su andadura en otro mundo paralelo. De modo que si yo opto por dejar de comer carne, hay un yo mío en otro mundo que sí que come carne…

La física cuántica ha empezado a detectar y demostrar que cosas que antes eran pura cuestión de fe, son ahora verdades probadas. Cosas como estas: Hay un campo compartido por toda una especie, que pone en común cuanto esa especie vive y descubre. O que bajo la apariencia de solidez de lo material hay (me gusta llamarlo así) una “sopa” de vacío, lleno de ondas, que a veces se consolidan en partículas. ¿No es sorprendente que sin decir ESPÍRITU estén hablando de lo invisible que genera lo visible?

Y así, algún día la ciencia tendrá que dar crédito a lo que sabios hombres y mujeres de siempre han detectado que vive en nosotros, esos tipos de conducta que curiosamente se corresponden con lo que el universo muestra en forma de planetas y otros astros. Esos modelos que duermen en apariencia, que se despiertan y nos mueven sin que sepamos muy bien por qué o cómo, nos informan acerca de quienes somos, nos dan pistas muy valiosas para entender QUÉ HEMOS VENIDO A HACER AQUÍ, o por qué tropezamos con alguna piedra en concreto.

Entiendo a los incrédulos. Yo miraba con condescendencia en el mejor de los casos, a los “pobres hindúes” que dejan a las vacas molestar por ver en ellos reencarnaciones de otros… Ahora me cuido muy mucho de minusvalorar las creencias ajenas.

Las leyendas, los cuentos, las mitologías de pueblos y culturas dibujan patrones de conducta, ARQUETIPOS, que si bien no se dan en nosotros de forma pura, sino más bien mezclados con otros, permiten estudiar la propia personalidad. Todos conocemos por ejemplo a alguien que es el tipo de Peter Pan o Don Juan. Son hombres que difícilmente maduran o crean una familia…Todos también sentimos a Marte, el Dios de la guerra, que si no está en la batalla, es la mejor energía para como decía antes ponerse en pié cada mañana.

Hoy quería simplemente haceros al menos dudar, de que lo que cuenta la Astrología sea una paparucha más. Hay todo un universo de significados aprovechables tras los arquetipos que baraja la Astrología. Os invito a leer sobre ello. Hay un hombre que ha dedicado su vida a ello: DANE RUDHYAR, por ejemplo y tal vez tengáis más cerca de lo que creéis a un buen astrólogo.

No vayáis en busca de datos como si os vais a casar, si os ascenderán en el trabajo, o cuántos hijos vais a tener. Id en busca de vuestro más profundo YO, id para conoceros aún un poco más. Y tal vez os cuenten incluso, PARA QUÉ ESTÁIS EN ESTA TIERRA.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

sí nos pueden per

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

n

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

husa a madurar, a crear su familia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s