¿Y…si sólo fuésemos VIDA?????

Aviso a los navegantes. Este texto es el más largo de este blog. Si  quieres leerlo y estás cansado/a, déjalo para otro momento. Si no lo estás, disculpa que me extienda tanto. Ya dije una vez que no decido la extensión del texto, que cada uno es una idea que se ha de expresar completa. Y ahora si te atreves aun, si te tienta, lee. Además, no hay ilustraciones. Creo, que sobran.

En los últimos tiempos hay una muchísimo mayor conciencia de lo que es el CICLO de la Vida, entendemos bastante bien algo antes impensable, que el aleteo de una mariposa en Malasia puede provocar en el caribe un huracán…Y ya, felizmente, animales extinguidos en partes del mundo donde les persiguieron hasta aniquilar su especie, los volvemos a llevar allá done vivieron originalmente, con el resultado de que la naturaleza se reconvierte en lo que es: VIDA MUY DIVERSA Y ABSOLUTAMENTE “inter-relacionada”. Aun hay gente que tala árboles por ver el paisaje, o gente que da una patada a un perrito abandonado…¡¡No pasa nada!! Verdaderamente, tiene solución.

Aunque a mi esas cosas me hagan llorar de impotencia, aunque seamos aun despiadados con nuestros semejantes porque “lo mío es mío y el trabajo que no quiero hacer por humillante, también te lo niego pues no eres de los míos…”, aunque esas caritas impotentes como yo muestren el hambre y les mandemos generosamente 10 euros tranquilizando así nuestra conciencia…AUNQUE EL ASPECTO DEL MUNDO SEA UN CAOS…yo estoy segura de que hay un por qué y un para qué. Tal vez, hemos errado la concepción de la idea de lo que creemos ser.

ES UNA CUESTIÓN DE IDENTIDAD.

Viví en un país, que no aceptaría bajo ningún concepto hacerse eso que todo español tiene desde que es mayor de edad: CARNET DE IDENTIDAD. Y recuerdo que me parecía bobo…, porque a fin de cuentas para mí era normal y no creía haber perdido libertad en absoluto por estar fichada por el estado español y por todos los estados a través de mi huella digital. Evidentemente para viajar, no les cuesta hacerse un pasaporte…, cosa que a nivel internacional es igualita. ¡¡Qué cosas! ¡¡Cómo gestionamos nuestros sentimientos según y cómo…!!

Hoy creo que nadie debería aceptar ese carnet, ni  realmente tampoco el pasaporte…De hecho no nos protege un ápice de que el dolor se provoque, ni nos da seguridad, porque los del 11-S estaban más que vigilados y las torres cayeron. Se conocía esa identidad…

Lo que sí hace, en parte, ese carnet o el pasaporte es hacer creer que somos:

1.- Personas.

2.- Adultos “responsables”.

3.- Parte de un mundo con sus leyes humanas.

4.- UNO MÁS. Un número visto desde el poder, perfectamente prescindible, aunque no “tenga recambio…”.

Detrás de “ser persona” hay un terrible y adictivo engaño. Se trata más bien de SER. Sólo.

Es cierto que la Psicología expone la importancia de construir un YO. Lo mismo que todas las modernas tendencias de autoayuda y elevación personal insisten denodadamente en que lo elimines…¡¡Qué ansiedad por Dios…!!

Toda una vida construyendo algo que cuando te alcanzan los 40 o los 50, resulta que según cierta sabiduría, hay que tirar a la basura…¿¿¿¡¡Para eso me esforcé tanto en ser independiente, en ser buen ciudadano, en ser útil con mi personalidad a los demás!!??? Y mira tú por dónde, ahora mi base es inútil e incluso me impide enterarme de lo que soy….

Mi entendimiento y mi sentimiento, mi intuición y mi vida práctica a través de los sentidos que son los que me informan de qué es la realidad, TODO ESO, me dice que estamos confundiendo las cosas.

SER PERSONA es si uno lo busca y se informa de los significados originales tener un papel que desarrollar, como en el teatro, como en el cine. Un día eres el bueno de la “peli”, otro el “extra”, otro un personaje quieto que hace bulto… Otro el pérfido, sin el cual la obra es un absurdo, pues no hay trama, no sucede NADA…Ya hay una enfermedad mental de actores que se identifican de tal modo con su rol, que son p. ej. Napoleón todo el día y no se acuerdan de lo que dice precisamente su pasaporte. La PERSONAE era la máscara esa  que permitía a un hombre hacer de mujer, o de triste, o de general sobre las tablas en el teatro romano. Ningún actor creyó jamas ser el personaje, porque la máscara tenía un palito para sujetarla durante la función y no se identifica uno con un objeto fácilmente….

Ser persona es como no ser nada, pero por eso uno adhiere a ese “hecho” montones de cualidades y características que dan la apariencia de hacer que tenga fuste, de ser real. Soy persona porque tengo: casa, coche, cuerpo…Lo soy porque tengo una cultura, un patrimonio, una forma de vivir. Y ¡¡Qué curioso!…También por ese pasaporte. Ni las rocas, ni las plantas, ni los animales  lo poseen, ni se les suele hacer. Y cómo no, lo soy por mis afectos, pues hay quien me quiere, y eso, tal vez eso es lo que más nos hace sentir que somos algo.

Nosotros definimos el ser persona como si ello fuese el colmo de la excelencia, cuando ser persona es un atributo prestado que no es uniforme, porque cada “persona”, cada ser humano guarda al menos unas doce personalidades, aun si usa generalmente la misma. Ni qué decir tiene que “de visita” sacamos la más popular, la que hace sentir que nos quieren, guardando celosamente esas menos aceptables que conocemos ( hay aun más que ni conocemos) y que de sacarlas, frecuentemente nos hacen arrepentirnos de haberlas usado…¡¡Cómo si fuera posible evitar que salieran!! Una persona cree que tiene AUTOCONTROL.¡¡¡JA, ja, ja!!!

El control sólo está en UNO. Desde luego ese UNO no es la persona condicionada desde sus genes y su cuna, por su educación y su cultura, por sus afectos y sus ideales que no le son propios jamás. Uno no controlola qué va a amar… Ciertamente se puede uno dejar las máscaras a veces y poco a poco descubrir lo que es, que con toda seguridad no es la “persona” que juega a ser.

SER RESPONSABLE ha sido una cantinela que todos me han recordado siempre y os doy mi palabra, que ni buscando el significado en el diccionario la he comprendido hasta hace bien poco. “Profes” amados y odiados, familia, amigos…,el estado español en su constitución del 75…, me hacen responsable de mis actos.

Sin embargo …¿Cómo podía yo responder por actos que se me escapaban del corazón o del entendimiento antes de que pudiera sopesar la influencia posterior  de los mismos? Siempre he actuado por impulso y lo de pensar venía después.¡Demasiado tarde! He llorado con el alma el daño causado sin querer…, Y aun así ¿Cómo iba a ser responsable si no controlaba la circunstancia, ni mi máscara? ¡¡Cuántas veces me decían: ¡¡Es que hay que pensar antes de actuar!! Y yo, mansa que lo soy también, me proponía con toda mi voluntad no hacer más aquello. Funcionaba los primeros meses. Tiempo después el cántaro que va a la fuente te guste o no, un día se rompía de nuevo y por más que me arrepintiese, el daño, a veces muy gordo, ya estaba hecho.

SER RESPONSABLE es por definición imposible. Sí, lo es. Uno puede controlar su mente, cambiar de personalidad forzándose hasta el límite incluso, pero la cabra tira al monte, la vida no la controlas jamás y te pone a prueba hasta explotar y…¡¡SALE de nuevo ese, que ni conoce todas las leyes, ni domina todos los códigos, ni sabe ponerse en la piel del otro, pues ya está bueno con la piel de uno mismo!!

.A ver quien es el guapo que conoce la parte “basura”, así la llamó la ciencia, de sus genes, o quien domina sus genes latentes, esos que no aparecen ni manifiestan su fuerza casi nunca pero que estar, están. Que me diga alguien con sinceridad, que conoce perfectamente los efectos de la educación imperante en su niñez y de la cultura sobre sí mismo, no ya de su país, sino la de por ejemplo el miedo global, la cobardía natural, o la mediocridad habitual… Y prometo que no juzgo. Sólo sé que es muy difícil ser valiente cuando amenazan el pan de tus hijos, que tampoco sé si el ideal o la causa ha de anteponerse a la propia prole que uno aceptó parir, en aras de una sociedad “mejor” que nunca se manifiesta así: MEJOR, porque probablemente ya es como hace falta que sea…

La justicia humana pretende responsabilizar al reo de sus actos, cuando el estudio del hombre señala que eso, conocerse y actuar desde una voluntad decidida y con conocimiento de causa NADIE puede hacerlo. ¡¡Parece mentira qué poco se aceptan, para modificar las leyes, esos conocimientos ya innegables de las Ciencias de la Educación: La Sociología, la Psicología, la Pedagogía, etc.!!

Pero si ya cuesta llevar a la medicina y aplicarlos universalnente, cada logro conseguido gracias a las guerras en tecnología, imaginad lo arduo que es aceptar los descubrimientos algo menos drásticos de ciencias que tratan con el hombre, ese desconocido…

SER PARTE DEL MUNDO parece una obviedad. ¿Quién no cree a priori que tiene un título de pertenencia a él sólo por haber nacido humano? Puede que esas personas maltratadas, humilladas, despreciadas, que abundan y no reconocemos como “nuestras”, duden de ser parte del mundo, al menos pocas pruebas se les permite tener de que también SON SERES HUMANOS, con el mismo derecho y deberes que el resto. Pero en el primer mundo nadie duda de que pertenece al mundo…¡¡Como si sólo hubiera uno!!

Ya han descubierto los científicos una cosa que llaman “los mundos múltiples”. Se demuestra matemáticamente y no hay duda a nivel internacional. Es una verdad ya indiscutible. Pero sin ser científica, yo vivo múltiples mundos, me muevo entre una cantidad de mundos asombrosa. Y sé que tu también.

Está el mundo de mi casa, el de mi familia, el de mis amigos, uno para cada uno de ellos casi. Está el de mi profesión…Así a bote pronto. Y luego observo que hay más. El de mis antepasados, el de mis miedos y angustias, el de mis certezas, el que puedo expresar y el que por más que lo intento es sólo mío y no hallo palabras para compartirlo, hasta que otro habla de algo similar y como lo conoce, me da una inmensa ALEGRÍA SABER QUE NO TENGO QUE PONERLE ADJETIVOS, QUE ÉL/ELLA SABE LO QUE YO SÉ…¡¡Tantos y tantos mundos!!

Y de ese MUNDO, al que se hace referencia generalmente, habría que decir que quien habla, lo hace desde su VISION de una realidad totalmente SUBJETIVA, para nada se habla del mismo y único mundo. Ya se sabe que lo que procesa cada mente sobre la realidad de hecho crea diferentes observaciones, pensamientos y sentimientos a cada cual. No nos hemos enterado aun que ESO de SOMOS ÚNICOS es tan verdad, que es imposible ser de lo mismo en nada. Felizmente hay algo que sí somos todos…Aunque ese algo, no tiene aspecto de mundo en absoluto y no lo solemos apreciar porque no es obvio, ni evidente. ¿Adivinas a qué me refiero?

ERES VIDA. Parte de ella y ella misma.

De las leyes humanas ni hay que hablar. El que más y el que menos sabe que ni son leyes, ni dan justicia al que la busca. Hay suficientes películas, libros, experiencias cercanas o propias que avalan lo que digo.

UNO MÁS…Creemos ser normales, corrientes, tener mucho en común con nuestros semejantes…Es más, nos esforzamos por ocultar lo que nos diferencia, porque…¿¿¿QUÉ PASA CUANDO SOY DIFERENTE???

Cuando haces cosa no usuales, no habituales por tontas que sean, por inocentes que parezcan, no digamos si son cosas de peso, el efecto automático es que eres como una gota de disolvente en un aceite que cae y los elementos que componen el aceite de alrededor de la gota, dejan un hueco, un círculo perfecto a su alrededor. Es decir: TODOS miran, unos descaradamente, otros se unen a los demás como si no estuvieran mirándote, otros pretenden no haber prestado atención y unos poquitos te miran admirados, como tratando de entender qué tienes tu para atreverte a mostrarte así de descuidado ante “el mundo”. Si eres diferente sólo una vez, enseguida parece que no ha pasado nada y se olvidan. Pero si tienes la buena y mala estela de no poder ser de otro modo…(lo mismo que ellos, aunque ellos aprendieron a reprimirse y tu no pudiste), siempre el mundo, la gente, la sociedad busca buenos y razonables motivos para aislarte, para que no cunda el ejemplo. Crean variadas formas de cárceles con barrotes tangibles, o psiquiátricos donde te convencen de que no eres cuerdo, o te obligan a creer que no les interesas, ni te quieren, terminando por irte a una isla real, o a tu vida particular donde te vas poniendo mustio, mustio, mustio sin llegar a morirte, pero con una tristeza infinita que disfrazas con hobbies, o con tus convicciones de que ellos se lo pierden.

¿Naciste para ser uno más del censo?  A veces, hay quienes tienen tal tesoro que ofrecer que les arrastra una fuerza incontenible y el intentar dar ese tesoro al mundo se coloca por encima de que sea un desgraciado que nadie comprende, un tío/a raro, un excéntrico o un incomprendido. Un día su tesoro se vuelve electricidad, o la teoría de la relatividad, o una obra como la Gioconda, o la Novena de Beethoven, o un ser humano tan humano y tan lúcido que descubre que él no es un ser humano, que es la VIDA, en toda su potente manifestación múltiple.

Sus seres queridos tratan de protegerle. No han podido evitar conocer la magnífica realidad que su persona esconde dentro, sobre todo, porque él no podía hacer otra cosa que publicar su descubrimiento a troche y moche y ellos que le quieren temen que el mundo los destroce.

No es que seas un suicida, ni impertinente, ni indiscreto, ni descarado o desconsiderado, ni necio, es que llevas LA VERDAD sin lugar a dudas, la palpas en cada pequeño o gran acontecimiento y ves que los demás se rompen  heridos de muerte, sin saber jamás que si renuncian a ser ese carnet o ese pasaporte es la causa de que mueran sin estrenar a veces…, si quisieran mostrar que ellos llevan también un tesoro múltiple cada uno, ellos serían como tú puro GOZO de existir aquí, en esta tierra tan grande tan plena, tan pródiga y tan infinita. Intentarás contárselo. Pero ellos no oyen. No ven. Y te repliegas a tus lares, sin perder del todo la fe en el hombre, pero sin saber qué puedes hacer para contagiarles…

Hablo de mi experiencia. Hablo porque yo vivo en el Reino de los Cielos. Hablo porque más allá de nombrecitos, como ese de “Reino de los Cielos” que usó un tal Jesús, parece que nacido en Belén,  que lo usó porque valía a su gente y a las referencias culturales de su pueblo, hay una realidad posible que no es una quimera y doy fe de ello. soy testigo de ello.

La felicidad ES posible y no es aburrida y es como la gasesosa, ebullición y paradójicamente LA PAZ y el júbilo más serenos que yo conozca.

No soy nadie para imponer nada. Imponer trae consecuencias dañinas.

Una vez me pregunté:

¿Por qué Hitler, Mussolini, Franco y tantos tiranos iban de inmediato a la juventud y la infancia para adoctrinarles? La respuesta es, porque así se aseguran la continuidad de su régimen, aunque anule la esencia de sus congéneres. Y me dije…¿Y los buenos …por qué no hacen lo mismo? La respuesta es que los buenos respetan al hombre y saben que nada hay como la propia experiencia, el propio descubrimiento, que las recetas pueden valer un momento, pero que la receta para un ser único, la lleva cada hombre.

Mi receta sería…, que dejes tu identidad mundana un rato y seas lo que sientes que eres, aunque te excluyan. Es un camino muy ingrato con frecuencia…Sin embargo el premio de atreverse a ser como uno es, es EL PARAÍSO y aprender en vida que yo no soy quien parezco, ni quien creí ser. SOY y siempre he sido LA VIDA…,siempre,siempre, siempre. Estoy en el átomo de cualquier cosa y soy el vacío cuántico también. Nada mata el vacío cuántico, ni la energía transformable que es puede destruirla ningún poder terrenal. Tu me perteneces como yo a ti y mi bien lo es tuyo, como el tuyo lo es mío por encima de esa personalidad que mientras la llevemos puesta nos separará.

 

2 comentarios en “¿Y…si sólo fuésemos VIDA?????

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s