TRUMPT, nuevo presidente…

Ya hace mucho que dejé de decir eso de “SOY A-POLÏTICA”.

POLIS, palabra raíz de “POLÏTICA” es en griego CIUDAD y uno es de la ciudad, aun si lo es de una aldea, máxime hoy que pocas aldeas se libran del influjo de las ideas y el estilo de vida en boga. Puede que algún indígena amenazado de extinción no lleve en su mente lo que el resto del mundo conoce y practica.

Trato de vivir como si ese mundo no tuviera la capacidad de manejarme y mi forma de vida se parece poco a las de la gente que conozco, no obstante, no reniego del mundo, trato de comprenderlo y de antemano lo bendigo.

Para mi el mundo no es, como lo enseñaba y creo que aun lo hace la Iglesia Católica, un enemigo del alma. El alma, de tener enemigos los crea y surgen desde dentro, nunca desde fuera. Una vez concebidos dentro, la realidad atrae gente que representa a esos enemigos en apariencia, cuando son cómplices inconscientes de nuestro crecimiento personal, que es en verdad nuestro mejor y más profundo objetivo.

El mundo no es otra cosa que el reflejo de lo que somos y si no nos gusta, hora es de ver qué no nos gusta y por qué, antes de sorprenderse o lamentarse, o incluso asustarse, porque nada nos es ajeno.

Mucha sorpresa parece haber creado la victoria electoral de Donald Trump. Los analistas políticos no salían de su asombro esta mañana, los que son generadores de ideas en los programas televisivos se han cubierto de “gloria”, porque no han dado ni una.

Escuchar a alguien a quien su dinero y su astucia le hacen vivir independiente y pelea por lo suyo, puede resultar egoísta, pero sin embargo yo también escucho a muchos que protestan porque la globalización parece querer abolir nuestras diferencias, en lugar de usar nuestra diversidad como tesoro para la convivencia.

Los llamados Estados Unidos de América (“America” para ellos, que se han apropiado del nombre de todo el continente hasta el punto de que la palabra “estadounidiense” no existe en su lengua), son en verdad un montón de países juntos, donde los nexos de unión son “el sueño americano” y el puritanismo a espuertas. Tuve la ocasión de visitar este país hace años y jamás he visto ni tantas banderas nacionales en casa privadas como allí, ni tantas prohibiciones explícitas por donde camines, en carteles que te señalan muy clarito que sí y qué no se puede hacer.

El origen de sus raíces no es el espíritu de quienes vivían allí antes de que Europa viese en América la posibilidad que el viejo mundo les negara. Allí no se fueron los mejores de otras partes, sino gente que en muchos casos huía de la justicia, gente sin escrúpulos, aunque también emigraron soñadores ambiciosos, personas que tenían sueños y querían cumplirlos. Pero era un país sin ley, donde un revolver podía dar la razón al que supiera matar mejor. ¡No es extraño que cueste tanto convencerlos de que un lugar donde cualquiera tiene acceso a un arma de fuego, se expone a muertes absurdas porque a uno se le crucen los cables…! Ellos han construido con armas su nación, es otra de sus características.

Pero esta nación que es una joven nación, tiene el empuje de lo nuevo, la fe del adolescente, el coraje que al viejo mundo le falta, por más que sea dudoso que la justicia presida otra cosa que su sagrada constitución, tan reformada, que si Washington y sus compadres levantasen la cabeza se volverían a morir del susto.

En España, acabamos de elegir a un partido con tres causas de corrupción en los juzgados   ( o sea de robo que es menos fino), dos veces consecutivas por miedo a probar otras propuestas políticas. Nosotros preferimos casarnos con Europa, para que nos joda bien, mientras Trump dice que primero YO, América…Y luego, si ha lugar, los demás.

Cuando empecé, como todos supongo, a escuchar lo que este señor se atrevía a decir con la mayor de las desvergüenzas, evidentemente no podía estar de acuerdo con su racismo, su xenofobia, su machismo o esas burradas que ha dicho, tales como hacer un muro contra la inmigración mejicana. Confieso que ayer me asustaba la posibilidad de que ganase, no porque Hilary me gustase, que tampoco se bien quién es esa señora por más que me ilusionaba que una mujer presidiera ese país, sino por todos esos comentarios que los que parecen saber de política iban desgranando y que sonaban a sirena de alerta mundial.

151023112135-hillary-clinton-benghazi-hand-large-169

Sin embargo hubo un momento en que recordé qué soy, quién vive la vida y que siempre se cumple todo bajo una única voluntad.

Hace años me cuestionaba y me angustiaba una frase: “No todo el que me dice Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que cumple la voluntad de mi Padre”. ¿Cómo puede saber un ser humano cual es la voluntad de Dios?

Claro que entonces yo no sabía que estoy, como todos, hecha de un “material” que es espíritu condensado, que es Dios manifestado. Entonces, yo no sabía que mi voluntad  y la de quien yo llamo Dios es lo mismo, ni sabía que es imposible por más tecnología, ejército, o poder que se acumule oponerse a lo que un plan previo a cada manifestación viva tiene proyectado.

De modo que anoche me dije que si Trump ganaba, aunque a la persona que soy pueda parecerle un error, es porque Dios quiere que vivamos ahora bajo el influjo de un hombre que no se casa con quien ataca su concepción de las cosas. Y se me ocurre que si pudiera, cosa que dudo, mantenerse en su línea, sería bueno ver qué es capaz de hacer un independiente.

No será peor que el mentiroso de Bush, que el mismo Obama que no ha podido imponer un sistema de seguridad social más justo para sus ciudadanos, o que un actor de Holliwood metido a presidente.

Nadie que alcanza ese nivel de mando se sube ahí solo, sino condicionado de salida por los ingentes dineros de los fuertes, comprometido a bajar las orejas aun antes de gobernar. Si como dicen este señor sólo barre para casa y solo se fundamenta en su propio dinero o casi, a lo mejor es capaz de cuidar lo suyo y dar una lección a tanto soplapoyas como circula por el mundo político.

Bajo su xenofobia se puede oír a muchos españoles que como él defienden, que primero se cuide de lo propio, antes de ir a la moda ayudando a los demás, sin tener organizado lo propio. No creo que el Senado de E.E.U.U. le permita hacer lo que ha prometido. Ni siquiera un presidente tiene tanta potestad como para “reinar” solo e imponerse…Él puede proponer, pero si su parlamento no aprueba lo que propone, no va a sacar adelante tanta ideas que carecen de sensatez y que ignoran a muchos estadounidienses ya mismo, que son negros, chinos, hispanos, etc. aunque a él no le gusten. Él es hijo de una extranjera y por su sangre corre sangre europea…

Tal vez si ha sido capaz de gobernar un imperio económico pueda ser que sepa dirigir un país sin los prejuicios de tantos politicastros, que a fin de cuentas buscan enriquecerse y no defienden ni por un momento los intereses del ciudadano medio que ha perdido sistemáticamente algo tan sano como su trabajo.

Tal vez sea impulsivo y un hazmereir en muchos sentidos, pero me gusta saber que no se deja influenciar demasiado fácilmente por otros, que es capaz de desoír a sus consejeros y hablar desde lo que él cree, exponiéndose a perder unas elecciones que ha ganado sin mucho esfuerzo, sin recorrer tanto camino como otros y sin haber ejercido ningún cargo político anteriormente.

Tal vez…, sí tal vez aunque parezca una amenaza para el mundo, si es capaz como promete de organizar su casa, pueda ser un ejemplo para todos los que se ponen a presumir de ayuda y luego dejan desamparado al pueblo sirio sin ofrecerles cobijo, después de que pongan sus fuerzas aéreas al servicio de quienes les bombardearon su tierra.

Y de todos modos, si al final resulta un desastre, es el desastre que los numerosísimos estadounidienses quieren en más de la mitad de su población.

Por otro lado, lo que vemos no es lo que hay. Donald no ha ganado sin que quienes sin dar la cara y dirigen el mundo realmente, le hayan permitido llegar ahí. De hecho si me quejo de lo irregular de nuestro sistema español de votaciones, ellos ni siquiera eligen directamente, hay unos intermediarios que lo hacen…¡Todo oscurito, poco visible…! Le han permitido ganar…No por el bien de nadie, sino por mantener sus privilegios y su poder en la sombra.

Y sea como sea, vuelvo a decir que es la voluntad de Dios que esto haya ocurrido. De Donald no me fío…Pero de Dios sí. ¿Hará falta quizá un revulsivo y él será tal vez la purga que necesitamos?

Me rió de las alarmas…Ayer para Hilary era inadmisible que ganase Trumpt. Hoy muy elegante llama, como el propio Donald, a la unidad y Obama quiere que su equipo pase los tratos a la nueva administración con elegancia por el bien del espíritu democrático. De pronto parece que lo que ayer era un horror, hoy hay que verlo normal. El pueblo (¿el pueblo?) ha hablado. Amén.

Para mi que no me comprometo con la política ni interior, ni exterior, el mundo sigue siendo bendito y también el señor Trumpt.

El Reino de los Cielos no depende de quien sea el presidente de U.S.A. El centro de mi vida no es nadie más que el Dios que he descubierto en mí, que vive en todos mis semejantes tan divinos como yo misma. No dejaré de amar porque el sr. Trumpt cometa errores, y además errar es la mejor forma de descartar caminos destructivos. Ni este ni ningún presidente puede evitar que yo viva con lo que soy feliz, por más que revuelvan el mundo.

Mi fe ciega en la VIDA no se va a alterar, ni nadie que me busque dejará de recibir toda mi atención. Podré perder poder adquisitivo, pero no mi prosperidad, que no nace del dinero. Podré ver sucesos tremendos, pero seguiré viendo luz en la sombra. Podré seguir sintiendo a este loco mundo que se olvida de lo que es, pero no me pueden quitar la vida. Ni aun si me matan, me la pueden quitar.

Ya vivo en cada átomo del universo y soy cada ser que lo puebla. Yo decido ser feliz por encima del horror e interesarme por todo lo que me necesita más allá de quien rija el país que actualmente parece decidir sobre los demás.

Pase lo que pase bendigo a este mundo infantil que no crece lo deprisa que me gustaría, dirigido por niños (emocionalmente hablando), egoístas, cabreados, prepotentes interesados, malvados a veces, pero niños al fin.

Otro gallo nos cantara si fuesen hombres y mujeres los que mueven las grandes líneas del mundo…Pero es que el mundo somos muchos y lo mucho tarda en crecer.

En cualquier caso esto también servirá para crecer, tenga el aspecto que tenga mañana y pasado mañana. ¡¡Siempre es así!!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s