SIN COMENTARIOS…

Es que… ¡¡Mira que es difícil pasar la información y que el receptor la coja con la misma fuerza e intención que el emisor….!!

Se equivoque o no, el emisor se dedica al comunicar a regalar lo que cree saber. A veces lo que es…Otras, lo que le parece. Y he ahí la cuestión, que si comunico lo que me parece no soy convincente, ni fiable, ni responsable en el fondo tampoco.

Cuando abrí este blog, este cuaderno…¡QUE NARICES! ¡¡SIEMPRE HABLANDO EN INGLES CUANDO SOY HISPANA!!…

Cuando lo empecé quise llamarlo FELICIDAD, pero ya estaba cogido. No me gustan los términos religiosos en general, porque ya existe una idea preconcebida al respecto y corre uno el riesgo de interpretaciones equivocadas. Pero ” REINO DE LOS CIELOS “es algo que sólo para un hombre tenía sentido. El resto, sólo puede intentar imaginar qué quería decir con ello…, porque pocos pueden presumir de vivir en el REINO DE LOS CIELOS en toda la historia de la humanidad.

Y osando usarlo, lo escogí, porque es a donde yo quise siempre ir, creyendo que era un sitio.

He tardado mucho en comprender que no es un lugar, ni siquiera un lugar del inconsciente. ES UNA FORMA DE SER y no va con el paquete básico de nacer y ser persona. ES algo que no se compra, se adquiere si uno de verdad, con toda el alma, lo busca. Digamos que en el ejercicio de buscar uno se mueve y al moverse va realizándolo, dándole cuerpo sin darse cuenta.

Cuando inicié el cuaderno electrónico con que me comunico con vosotros, sabía muchas cosas, pero no podía comunicarlas como adecuadas para todos, pues cada ser es un mundo y mi mundo no lo percibía como UNO aún, sino como un montón de mundos chiquitos, que se tocaban, pero seguían siendo impenetrables entre sí.

Solía decir que cada ser humano es como un jardín y que en el jardín de otro, ni si quiera puedo dejar que una de mis ramas de árbol por mí plantado, traspase el aire de otro jardín. ¡Hasta el aire me parecía parte del jardín ajeno!

Todo eran parcelas. Parcelas de pensamiento, de emoción, sociales, humanas…PARCELAS. La mejor de las intenciones o voluntades no puede jamás imponerse a las parcelas de los demás. Sí pueden someter los cuerpos. Pero la conciencia no es más que energía y… ¡Ay! Las energías, señoras y señores….ESAS no son de nadie, ni se manipulan, ni se controlan, ni se dominan. LA CONCIENCIA, la más completa energía existente, ES INDEPENDIENTE, aunque sea algo vivido como propio, aunque sea partícipe de cuanto ocurre a cada ser.

“Independiente” significa que sólo por amor se hace mansa y permite recibir información de otros que parecen no pertenecerle. No es impenetrable, no, pero o ayuda uno, o no puede ocurrir. Y a veces, demasiadas, quien requiere ayuda ni sabe que puede servirse de esa ayuda…A veces se niega a dejarse ayudar. O quien quiere ayudar es egoísta, lo cual aleja el componente básico para que haya intercambio: EL AMOR

Ocurre que vivimos como si el terminal que es mi persona fuese lo que debe vivir para vivir nutriéndose de si mismo, haciendo como si realmente todo dependiese de uno mismo…Y desconocemos que el software, la esencia que es energía pura y pulula por doquier, es de todos y de cada uno. De hecho no somos materia. Somos energía y ya está.

Claro que cabría preguntarse y …¿QUE ES ENERGÍA?…Mi experiencia es que energía es todo lo que se ve y lo que no se ve. Eso sí: La energía necesita de un mecanismo para hacerse útil y tangible.

Por ejemplo:

La energía eléctrica, una sucursal de toda la energía que hay, sólo puede verse si alguien inventa una bombilla y capta y reconduce esa energía, que será útil y nos llegará, siempre que usemos una bombilla conectada a un mecanismo receptor de energía que le da vía y la hace perceptible por los sentidos. Es decir hay que encontrar UNO: Un receptor y…DOS: un aparato que pueda mostrarla.

Esto que con la energía eléctrica es evidente para una persona del siglo XXI, no lo era para gente del s. XVIII por mencionar otra mentalidad.Pero esa energía siempre ha estado ahí a nuestra disposición. S I E M P R E.

Del mismo modo, el REINO DE LOS CIELOS está a disposición de todos…¡Claro que como no conocemos ni si se ubica en algún lugar, o cómo es y cómo se siente uno ahí, pues es poco menos que imposible comprender, imaginar QUÉ es! Y las personas somos muy ovejas…Hay en nosotros un lobo también y podría decirse incluso, que cualquier capacidad perteneciente a otras especies vivas la poseemos todos y cada uno de nosotros. Pasa que no lo sabemos y que nadie informa de que ESO, tan enorme, que está en mí…

Hace siglos…, se cuenta, llegaron a América central tres naves. Ellos estaban en la fe de que iban a las Indias. Por eso “llegaron a las Indias”. Hizo falta algún tiempo para darse cuenta de que algo estaba equivocado. Las Indias que ellos conocían no aparecían por más que se adentrasen en el territorio. Tardaron bastante EN CONCEBIR que aquella tierra era un continente como el europeo y no un trocito de ASIA, que por tierra, sí podían descubrir y ya lo habían hecho. Ahora bien…EL MAR no es nuestro elemento. Dejamos el saco amniótico mucho tiempo atrás y nadar y sobrevivir no es para hombres de secano. Ni el mismo Cristobal Colon las tenía todas consigo…Él sólo era más valiente y más intuitivo que el resto.

Al mismo tiempo, una tribu autóctona que habitaba en su tierra hacía siglos, milenios tal vez, nunca había podido imaginar, hombres ellos también, que se pudiera construir una nave capaz de galopar por aguas tan extensas y hostiles a veces, como a ellos les parecía que era el Atlántico. Dicen que fue el mago de la tribu, ese que no se dedicaba a otra cosa que pensar, porque ellos le facilitaban la comida y no tenía que trabajar por lograrla, quien en sus horas libres miraba con la vista pedida ese océano tan desconocido. Acostumbrado a observarlo, percibió un día ciertas interferencias en la imagen, que el llamaba mar. Tratando de averiguar qué era esa rareza, CONCIBIÓ la idea de “nave” y entonces pudo verlas, naves muy distintas a las que ellos tenías para surcar sus ríos. SOLO CUANDO  CONCIBIÓ  la idea, PUDO VER LAS TRES CARAVELAS acercarse. NO ANTES.

¿Es entonces necesario CONCEBIR ideas para poder digerir realidades que uno desconoce?

ESTOY SEGURA. Es exactamente así.

Si yo hablo de un reino, tengo un handicap, porque todo reino humano tiene rey. ¡Ya la he fastidiado! Un rey no es para todos un bien deseable. Muchos odian, con razón hay que añadir, la monarquía de cualquier clase.

Si además hablo de CIELOS…¡Bueno, ahora si que estoy en problemas…! ¿A qué cielo aludo? ¿La atmósfera azulita ella? ¿El CIELO cristiano? ¿El Edén? ¿ El Paraíso? ¿Qué clase de Paraíso? Porque lo que para uno es Paraíso, puede ser infernal para otros….A mi la selva me seduce, pero a un alérgico, le mata….Y para ser sinceros: La selva es bonita por la tele…Yo no podría vivir como viven los que habitan en el Amazonas, por poner un caso y ser feliz. Es romántico, idílico, pero poco afín a mis costumbres…

Así pues querido lector o lectora, escogí un nombre para mi cuaderno informático sospechoso. Además hablo de Dios…¡¡CAGADA!!

Si es una cagada porque muchos tienen una idea preconcebida y poco práctica, de eso que otros llaman DIOS.

Y yo cuando digo Dios no pienso en un dios concreto y conocido, de esos que explica una u otra religión.

Sé que tiene mucho que ver con esos dioses que otros barajan, pero el que yo quiero presentar tiene algunas cosas tan diametralmente opuestas a esos “dioses”. El mío en realidad es totalmente distinto y la palabra DIOS aleja a quien me lee de mi intención comunicativa.

Lo tengo muy complicado para contar algo que cuando empecé BUSCABA y que en este último año HE ENCONTRADO.

Además…Cuando tu encuentras este tipo de tesoro que es de SOFWARE, de suave y dulce material, necesitas hacerlo físicamente real para cuantos conoces, o no es real del todo. ¿Cómo comunicar una esencia a quien no huele, porque su nariz está oliendo otra cosa y no percibe la fragancia que yo ahora puedo oler?

Es una esencia echa de energía. Mi intuición la ve y mi pensamiento comprende. Mi corazón la abraza y mis sentidos la hallan. Pero todo se queda en mí. ¡¡¡AY!!! Y yo no soy patrón de nada, modelo de nadie, instructor de ninguna materia que pueda tocar el ser de otro, salvo si el otro lo experimenta como yo….

Mi problema es el de Cristóbal y el del mago de la tribu.

Yo uso “las indias”, consciente de que voy en busca de un “territorio” como Colón, más bien de un dominio. Pero los que ya con disentería, hartos de tormentas y con el alma en vilo por si al final se ahogan me escuchan, me llaman loca. Como a Colón.

Y quienes viven para el esfuerzo de procurarse alimento, que duermen con la aparición de la oscura noche agotado el cuerpo, sin tiempo para oír otra cosa que :”DUERMETE PRONTO o se acabará la noche, empezará el día y te tocará otra vez trabajar todo el tiempo”, esos como con el mago, no están para gilipoyeces pergeñadas por una mente descansada como la mía, que no sufre ese esfuerzo atroz. No están para bobadas.

Mis caravelas, las que veo como el mago, porque ya concibió mi pensamiento la idea de “NAVE” y comprendí qué “naves” vienen, que son gigantescas para lo que para mi antes era una “nave”, no puedo hacerlas visibles a mis iguales…

DESESPERANTE.

Y lo es, porque nos van a invadir. Y lo veo. Lo sé y lo siento. Pero para acoplar esa nueva realidad a nuestras vidas hay que prepararse y no hay tiempo para que yo pueda convencer a nadie. De hecho las naves sólo me amenazan a mí…De hecho no son si quiera una amenaza, pero como yo tampoco se explicarme bien a mi misma lo que estoy viendo llegar, necesito a otros, para que con sus capacidades me nutran, me ayuden a preparar nuestra reacción ante lo que se viene encima. Tal vez esto es sólo para mí…Lo dudo.

Si sólo fuera para mi, yo no necesitaría a los demás y los necesito vitalmente.

La realidad que percibo no es real para los de mi entorno. Y si sólo lo es para mi, siendo que a mi me hace tan feliz… ¿Es que sólo yo puedo gozarla?

¿Qué pasa con los demás? ¿He de dejar que sigan sufriendo y contemplar cómo se destrozan, cuando ya sé como evitar ese dolor que no pueden dejar atrás?

Lo tengo muy difícil, porque os necesito.

Sin vosotros, mi felicidad es incompleta. No puedo vivir sólo en mi mundo, ni aislarme de vuestro dolor. De hecho también yo me duelo de allá para cuando y necesito de vuestro calor humano, de vuestra compañía…Pero ser así, perseguir mi paraíso, me enemista con muchos que no comparten, ni entienden lo que digo.

Opté un día por ir contracorriente. Yo no podía ser de otra forma. No fue elección. Soy como soy y me es imposible ser como otros, ni un ratito. Hay algo en mi, que se resiste como gato panza arriba a ser o hacer lo que “se hace”, sin más.

Este blog me ha ayudado mucho en mi búsqueda. Parecía que lo hacío por otros, pero confieso que hoy sé que su beneficio es principalmente mío.

Puedo decir, que ya vivo en ese reino sin rey que es de esos cielos que no son ni el Edén, ni el cielo atmosférico. YA VIVO ahí…Aunque veo que tampoco es un lugar. Es un estado de mi conciencia, de mi persona, un estado que puedo mantener activo, aunque aun no todo el tiempo. Soy un aprendiz de dios.

Ya sé como ser divina y humana…, y no obstante…., sin vosotros no puedo mantener mi energía como me gustaría encendida y alimentándome. Hay momentos en que sí. Es mía. Otros, parece que no lo es y me cojo una infección o un catarro. Y DIOS no enferma.

¿Qué pasa? ¿QUÉ ME PASA?

Creo que es, que si uno de vosotros, cualquiera, sufre, yo me vengo abajo. Lo que soy ya no es sólo mi persona. Evidentemente soy yo. Pero, si alguien sufre, mi mecanismo de defensa conecta con él y aun si su dolor me es ajeno en teoría, resulta que me influye y mi paraíso pierde luz, brillantez, calor, vida…

Puedo con sufrimientos propios y los disuelvo con gran facilidad. Pero lo tuyo, amigo humano y divino, eso, por lejos que estés de mi, me llega y apaga bastante mi energía.

Así que en primer lugar quiero agradeceros a cuantos habéis entrado en mi cuaderno. Vuestra lectura, aun si por largos, sólo leyeseis una frase de mis textos, me nutre. Saberos ahí me alimenta.

Y quiero deciros, que hoy no sólo sé que la vida ES BUENA y que sí HAY DIOS y Dios es el material del que todos estamos hechos. Es…, que ese Dios es familia…Es Papi y Mami y cuida al hijo que somos, con una dedicación y entrega que no creeréis posible.

SOY TESTIGO de que sin religión alguna, Dios es y existe y doy fe de que yo al menos, lo experimento. No hablo ya de que creo o me parece. Es vida real y cotidiana en mí. Y como os necesito, para sentirlo de continuo, lo proclamo desde aquí.

Tengo muchas respuestas. No todas. Aun, no todas. Para eso estáis vosotros, que sois conmigo el que vive la vida, los que VIVEN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s