Hasta siempre corazón…

Hace sólo dos semanas que no escribo en mi cuaderno de la red…Pero parece mucho más.

Realmente hay momentos en que uno no puede partirse en dos y no cabe más remedio que hacer un cosa bien y no dos mal…Y he estado dedicada, aun lo estoy, a mis pequeños, esos niños que irremediablemente se me escapan como agua entre mis dedos, porque han crecido y yo cuando cumplen seis, he de dejarlos ir.

C

Entraron hace tres cursos en mi clase y en mi vida y se han hecho míos, mis pensamientos a menudo de y para ellos, mi tiempo libre muchas veces a ellos dedicado y mi mente siempre pendiente de encontrar cosas para que nuestro tiempo juntos fuera ameno, divertido, interesante, productivo…

Yo, cual una actriz, como un payaso, he actuado, he desarrollado mi espectáculo para que sus mentes que saben tanto como yo de lo que importa, aprendiesen lo que el mundo va a pedirles y que sólo importa en la medida que nos ha unido.

Y uno no sabe bien ni cómo ni cuando, sólo que un día suman, otro restan, otro escriben y otro leen. Pero además estos 27 pedacitos de mi corazón, es que me han querido y expresado su cariño como nunca antes lo habían hecho todos los otros cachitos de mi alma que antes que ellos crecieron otros tres cursos junto a mí…

Se acerca la mañana en que les diré adiós y algo en mi alma va a echarles siempre de menos.

Sin embargo no se van. Cada anécdota, nuestras conversaciones, sus abrazos, sus “te quiero”, sus miradas, sus preguntas, sus dudas, sus medias lenguas y cada instante que hemos compartido, a ellos sólo les dejará una fragancia, tal vez un recuerdo. A mi me queda tanto…

20160927_101403

Me queda verles crecer mientras jugaban, mientras se peleaban, mientras con ojos como platos escuchaban, o mientras atónitos miraban los dibujos que para explicarles la vida plasmaba en la pizarra.

20160307_144537

Me quedan sus caritas al principio redonditas, aun más inocentes que ahora, cuando les colocaba la camiseta para que no pasaran el frío en el recreo y sus besitos. Entonces jugaba a tocar su ombligo, a sonar un “timbre” en él y preguntar: ¿Hay alguien ahí?

Me quedan muchos días y semanas sintiéndoles, pariéndoles a otra vida, a un mundo racional que aun ahora les queda un pelín lejos, pero que se les aproxima sin pausa, porque sin él nunca crecerán realmente.

IMG-20151030-WA0003

A veces uno se pregunta que, si nuestro destino es el Cielo y del Paraíso salimos…¿Hacía falta el viaje?

Y cuando peinas canas has de reconocer que sin ese recorrido, uno es como un proyecto inacabado, como una promesa por cumplir y una duda viva sin suelo sobre el que posar los pies.

Nacieron como si hubiera nacido el universo, sin conciencia alguna de separación, integrados en la vida hasta el punto de creerse que YO lo es todo.

Y sólo cuando en convivencia con el mundo, su gente y en general ante los avatares de la existencia hayan de descubrirse, de conocerse, de explotar sus talentos, sólo entonces…, tendrán conciencia clara del universo que son.

Se van a crecer más, a penetrar a través de lo que les toque vivir en ese corazón que poseen tan grande, tan tierno, tan generoso…Cada uno con su personaje a cuestas, hasta que sepan que el personaje es sólo un traje necesario para recorrer la Tierra. Ruego a Dios, a la Gran Madre, que les guíe y les permita conocer la unidad que siempre fueron, pero ahora como quien es UNO con lo que ve y lo que siente, con los otros y con la tierra.

A penas unas semanas y me haré la fuerte por no vertir lágrimas de amor, porque este tiempo tan dulce con ellos y gracias a ellos vivido, parece tocar a su fin.

No es cierto…

Es grande saber que siempre estaremos unidos, porque nos hemos amado mucho y nos hemos entregado como sólo en una clase de Educación Infantil se hace.

Hemos sido familia. A mí me han llamado “mamá” y “abuela” que por mi sexo concuerdan, pero también “papá”…Porque en Infantil no hay sexos muy definidos aun, porque si te sienten cercano, te apelan como lo hacen en casa con los que aman…

Es un lujo poder pasar horas y horas juntos a corazones tan espontáneos, tan nuevecitos, tan abiertos y sin desconfianza…

Es un privilegio estar junto a ellos, que son el porvenir del que ya sin remedio seré parte, pues aunque no lo saben nunca dejarán de sentirme, como yo a ellos, en algún lugar de su inconsciente.

Fue maravilloso verles descubrir las palabras, sus sonido y su significado. Fue una sorpresa llena de enorme satisfacción ver sus “exámenes”, que me mostraban cómo absorbían cuanto escuchaban y practicaban a mi lado.

Es un honor recibir la confianza de sus padres y madres que me los dejaban sin más, seguros de que yo cuidaría y guiaría su aprendizaje primero.

¡¡Son tan auténticos!! ¡¡Es tan grato y sencillo vivir con ellos!!

En Septiembre otro grupo de enanitos entrará en mi aula y de nuevo volveré atrás para iniciar un nuevo despegue.

Pero ellos, estos que hoy ya han cumplido su tiempo conmigo, como cada grupo que anteriormente pasó por mi clase, seguirán indefectiblemente unidos a mi como yo a ellos por más que la realidad parezca alejarnos.

Volveré a sacar la magia de mi chistera en unos meses, pero estos que en breve pasarán su graduación, sus rostros y su expresión ávida de conocimiento, quedan en mi album vivo de extensiones de la Vida cuyos nombres tal vez borre, aunque jamás sus corazones.

Alguien quiso de mi alguna vez un puesto más brillante que el de maestrilla. Pero no imagino nada mejor para mi, que vivir con mis niños tres cursos enteros desde la más pura inocencia a la adquisición de las letras que forman palabras y los números que evalúan el mundo, mientras me regalan tanto amor que el resto, las preocupaciones y los conflictos se evaporan ante él.

Soy feliz. Y una parte muy grande de esa felicidad se la agradezco a esa gentecilla que tanto me enseña.

Sí. Sus actitudes y conductas, merecen todo mi respeto y he de penetrar a menudo en mis propias actitudes y conductas para darles lo que merecen: TODO MI AMOR.

4 comentarios en “Hasta siempre corazón…

  1. Amparo: ¡Cómo te entiendo! Es lo mismo que he sentido yo durante los 5 años con mi nieta que la he criado, tantas horas. También ahora se va alejando, aunque no del todo, pero necesita experimentar con otros niños amigos y vivir otras experiencias. Pero cuanto amor me ha dado y cuanta confianza hacia mi. Cuando me dice: Abuela de ti me fío.
    Gracias por expresar estos sentimientos tan divinos.

    Me gusta

  2. Que bonito Amparo!!! No se puede añadir mucho más.
    Estoy segura de que ellos han disfrutado de una profe muy chuli, aprendiendo con esos ojitos inocentes, todo lo que les ibas abriendo en las ventanitas del saber.
    Has sido su referente durante 3 años, en el cole y en casa. Por qué? Porque lo que dice la profe Amparo que se hace de tal manera, lo aplican en su vida diaria y va a misa. No les lleves la contraria!!!.
    Mi hija ha disfrutado de ti y no te olvidará jamás y formas parte de mi vida también.
    Los niños y yo te queremos mucho. No imagino mejor persona para empezar su caminito de aprender.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s