COMUNICADOS…¿ A pesar nuestro?

Hoy he recibido un vídeo. Uno de nuestros destacados periodistas entrevistaba a un HACKER. Le llama la atención  sobre una pegatina colocada justo en el visor de la cámara de su ordenador. Y el hacker explica que todos ellos la llevan para evitar que capten imágenes y sonido de su ordenador.

images

Hace mucho que sé que sin usar tu cámara, otros pueden hacerlo. No cualquiera. Sí quienes saben de informática: bajan aplicaciones espias de la red. Entran, te oyen y te ven. Y cuanto compartes, desde fotos y vídeos a tus conversaciones de facebook …TOOOODO está en sus manos. Saben sacarle provecho. Y somos tan ingenuos que nos desnudamos mientras detectan datos nuestros muy personales.

Hay películas que ilustran hasta que punto tienen acceso a nuestra vida. Las vemos, creemos que son cine y nos vamos a casa con el móvil activo. Desde dónde estás, hasta cómo te gusta que te haga el amor tu pareja…Toooodo, repito, está a su merced.

Hace cuatro años accedí a bajarme al móvil el “wasap” por comunicarme con mi hijo.  Resultaba lógico, como en su día llegó la tele y antes el teléfono. No puedes aislarse del mundo. Y hoy la mayoría de los mensajes llegan a través del “was”.

Para mi “el celular” como lo llamáis en América, el móvil entre españoles, es necesario. Ahora bien: lo uso yo. No me usa. Lo cojo un par de veces al día y respondo. Luego vivo. Sé que cuanto comparto pasa a ser del dominio del mundo hacker, pero nunca he tenido privacidad ni miedo a explayarme, a compartirme. No me quita el sueño.

Es más…Nunca me siento verdaderamente sola. Siempre hay alguien con quien comunicarme y siento que cada persona es como una neurona de una cabeza virtual humana y gigante, que por fin hay un medio que nos conecta. Es físico. Eso sí.

Algún día descubriremos nuestras capacidades, ahora inalcanzables, porque para comunicarse basta la conciencia. La conciencia es eso que está más allá de nuestra mente. Posee cualidades supremas, entre otras la videncia, la capacidad de mover objetos, o de leer al otro como si de un libro se tratase. La mentira tiene los días contados cuando uno se abre a esa conciencia que todo lo abarca.

En tanto alcanzo esa conciencia que traspasa lo material y lo conoce, no estaba mal tener un “was”.

NO HABLO A TONTAS Y A LOCAS. YA ME HA OCURRIDO ESTAR ENTRE PERSONAS QUE “TE LEEN”. Entonces te cuidas mucho de emitir pensamientos críticos, porque automáticamente el otro sabe qué has pensado. No sé si podría dejar de ser crítica…Pero si he vivido pensar algo y que la persona a tu lado te hable demostrando que ha captado lo que sentías, o pensabas sobre ellos. Para la mayoría sometidos a nuestros miedos, culpas y desvaloraciones varias…¡No está aun a nuestro alcance!

Sin embargo hay que salir de esa ingenuidad que cree la privadas nuestras conversaciones…, nuestros movimientos, nuestros gustos…

Se abre un nuevo tiempo. Ya no es futuro inmediato. YA ES.

Y en él, cualquier contacto humano es vigilado, porque hay quien sabe convertir en dinero lo que de ti conoce. Las calles tienen cámaras, los satélites pueden ver tu cara, los centros comerciales te gravan y los bancos también.

Las aplicaciones del mundo digital son increíbles pero ciertas. Podemos creer que estamos en el mejor de los mundos y sutilmente se colarán mensajes que pueden hacer que deseemos salud eterna o casi, mundos virtuales que oculten nuestros conflictos, incluso veremos amantes de silicona de aspecto y reacciones aparentemente humanos, salvo porque el alma no se puede fabricar, como tampoco la conciencia.

reloj14-04-2012

Hay un programa de otro gran periodista español, que nos acerca a posibilidades muy cercanas y asequibles, dado el alto nivel tecnológico que ya existe. En él un científico de primera magnitud dice que el siguiente salto evolutivo será dejar de ser hombres, que la inteligencia no reposará en nuestros cerebros sino en sofisticadísimos ordenadores y  entonces tendremos un mundo regido por cerebros virtuales.

Pues bien. Si seguimos deseando lo que el prójimo tiene corremos el riesgo de encontrar normal que nuestra casa ya no pueda abrirse sin la colaboración de un ingenio informático, o que no nos salve un cirujano sino una máquina perfectamente capaz de operar, eso sí sin alma. Y si alguien oculto rige ese mundo, creerá que es como el centurión de la anécdota de Jesús, que le decía a “ese” que fuese e iba y al otro que viniese y lo hacía.

En el “Un mundo feliz”, obra de Aldous Huxley, había seres nacidos sin coito y sin vientres maternos, creados para funciones diferentes. Unos los usaban para trabajos  serviles. Otros para temas administrativos o el ejército. Otros para ser creadores de bajo tono y por fin estaban los “alfa”, que tampoco sabían que como el resto eran sutilmente adoctrinados para rendir al gusto de una sociedad estandarizada. Solo unos pocos dirigían el cotarro. Creídos en sus poderes y manejando toda la información o casi.

Nada nuevo: unos pocos siempre manejaron el mundo. Pero nada comparado con lo que se nos avecina.

Y sin embargo somos seres inigualables, únicos, capaces de heroísmos como vivir una vida común y no desfallecer.

El jueves gradué por fin a mis peques. El teatro donde el acto tuvo lugar debía quedar ordenado y limpio antes de volver al colegio. Esperaba a que todos se fueran para hacerlo, esperando no quedarme sola.

Lo ocurrido me dió esperanza nueva el la especie humana, esa que sí tiene alma. Sin pedírselo, un numeroso grupo de madres recogió todo. Cuando fuí TODO ESTABA LISTO. Y pensé lo maravillosos que somos cuando no medimos nuestra dedicación, ni nuestro esfuerzo y ofrecemos nuestra actividad al grupo. De hecho todos los preparativos se hicieron en grupo. Unos aportaban unas cosas. Otros otras. Y el resultado fue un precioso día para unos niños, que disfrutaron y recordarán que dejaron un mundo atrás.

Pensé: “¡Qué bonito! Colaboran y cooperan espontáneamente. Algunos trabajaron mucho más que otros. Pero no medimos cuánto por amor hacia nuestros pequeños.

AHÍ ESTÁ LA CLAVE. Dar sin condiciones, sólo por amor.

Y sí. En ese logro se usó el “wasap”…¿Hay que condenarlo? No. Sí hay que estar atentos…El fuego calienta y dominarlo supuso un salto evolutivo importantísimo para la humanidad. Pero ayer, ese mismo fuego carbonizó a muchos portugueses, sin darles tiempo a huir en un incendio atroz.

El mundo digital es un bastón hoy. Mañana puede tornarse espada. Y como un puñal sólo al clavársenos, querremos salir. Los demás como sucede habitualmente en otros campos y en otros tiempos, al no sentir aun el daño, vivirán en la inopia satisfechos de su “mundo feliz”.

ATENTOS. Somos vulnerables porque nos guían las emociones. Somos vulnerables porque en el fondo nunca abandonamos la infancia. No importa tu edad. Si pueden cabrearte, estás vendido. Si pueden provocar tu piedad, confundiendo caridad con amor…Estás vendido. Si vivimos la vida como el resto y hemos aceptado que “la vida es así”…Estás vendido.

Comunicarse es un don humano. Nos elevó sobre los primates. Pero nuestra mente tiene curiosas formas egoístas de proceder y podrían traicionarnos si nos empeñamos en buscar culpables y los condenamos para siempre. El simple rechazo es muy nuestro y parece inocuo. Tras él viene el abandono del otro. Y no se coopera con el maldecido. Se le aísla. Nos perdemos aquello único que posee y su alma…

Ningún medio es inútil. Perverso. Nocivo. Aunque el uso que de él hacemos puede ser nefasto. Y la promesa de bienestar unida a tanta tecnología, nos está convirtiendo en incapaces de vivir sin esos medios. Peor todavía. Podemos perder nuestra humanidad si compramos como posesos todo lo que dice ofrecer.

Mientras no proteja lo grande del ser humano, mientras no regale amor sin condiciones, yo sigo prefiriendo un humano que se equivoca, a un preciso ordenador. Opto por la vida HUMANA.

¡No quiero tanto automatismo! Quiero ver crecer al hombre que busca las capacidades nacidas de su conciencia. No puede haber un mundo feliz, si el control niega la libertad de equivocarse para aprender.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s