¿De qué sirve pensar, descubrir, saber?

Para mi, ciencia era igual a Matemáticas. Conoceréis pocas personas tan inútiles con las “mates” como yo. De pequeña me hacían sufrir. Sin embargo las ciencias naturales me apasionaban, a pesar de su relación con los números. ¡Nada de lo que sabemos de la naturaleza ha evitado los números! No vale saber que hay osos hormigueros. Hay que decir cuántos, en cuantos lugares, cuanto viven, cuanto comen… Sólo así nos sirve, pues si no cuantificamos todo, no estamos seguros, parece que no sabemos nada….

En EL PRINCIPITO de Antoine Sant-Exupery, Antoine alude a que el mundo de los mayores es soberanamente aburrido y triste, porque cuando presentas a un amigo o hablas de él, la gente no te pregunta:

¿¡Cómo suena su voz!?,

¿Tiene una sonrisa linda?

¿Es amable siempre, a veces…?

No. Te preguntan: ¿Cuánto gana? ¿Vive en un barrio caro? ¿Tiene muchos hermanos?  ¿Estudia una carrera que le dé buen dinerito?

Pensadlo. Eso es lo que ineresa de primeras del otro. Es decir,  MEDIMOS SIEMPRE EL MUNDO, su gente, su situación. Mucho o poco, cerca o lejos y a ser posible en metros…De ahí sacamos la información útil sobre personas y cosas. Y entonces, NOS HACEMOS UNA OPINIÓN. Un juicio.

No es reprochable. Sólo es pobre. Nuestras opiniones son paupérrimas en general, porque nos basamos en números. Y esto es curioso y gracioso en el fondo.

Es como si para ver una foto, preguntásemos cuántos píxeles tiene, cómo se ha plasmado el color, qué grado de apertura tenía el objetivo de la cámara o cosas de este estilo, que yo por supuesto no conozco. Eso, en vez de sentir la imagen, ver qué nos cuenta ese o esa que fue fotografiado. ¡Es cómico si hiciéramos eso…¿No?

El buen fotógrafo además de conocer su cámara en el terreno del número, usa su intuición para sacar en la foto algo que exprese la figura de la imagen… Pero si una foto gusta, entusiasma, no suele ser por su técnica, sino por la reacción emocional que produce. Aunque sin ese dominio de los números tal vez no provocaría la misma sensación, p. ej., desenfocada…

En otras palabras…Lo triste no es usar números. Es que SOLO se juzgue desde la idea que tenemos y que esos números significan comunmente. Un diamante es “más bonito” si cuesta más para una gran mayoría de la humanidad y lo que recibir ese diamante significa, amor, o felicidad, eso…Algunos dirían…¡Bueno esto TAMBIÉN!…Aun si en el fondo les importase más el status que a quien lleva un pedrusco de esos se le supone. Y el status es otra forma de numerar la realidad, en este caso son cardinales: 1º, 2º, 3º…¡¡NÚMEROS A FIN DE CUENTAS!!…Es curioso cuánto nos importa en qué lugar de la lista estamos, como si por ir antes dieran siempre premios. El primero en el frente cae el primero…

Hablo de esto, porque ha llegado a mis manos un librito de FÍSICA CUÁNTICA. Ya os he dicho que a mi las  ciencias naturales y sociales me apasionan. Se llama “desayuno con párticulas” y su autora es Sonia Fernández Vidal, doctora en física cuántica por la Universidad Autónoma de Barcelona.

¡Qué tengo yo que ver con la física cuántica!

Pues todo y nada. Todo, porque tengo un maestro que sí sabe de mates, traduce la ciencia a conductas y hace muchos años se percató de lo cerquita que están filosofía y religión de la ciencia más progresista. Ya lo comenté en este blog. Los científicos parece que han “descubierto la pólvora” al dar por sentado verdades del cosmos, de la vida real, que hace milenios fueron enunciadas como verdades por la filosofía.

Un ejemplo:

Hay un libro de la época egipcia, o sea los albores de las primeras civilizaciones humanas, que dice:

EL TODO ES MENTE.

Esto en su día era super revolucionario…

¡Parece poca cosa! ¿No? Que le iba a importar a un esclavo egipcio, a un soldado egipcio, a un campesino egipcio…por poner algún caso, que el todo sea mente. Para empezar ni se habían preguntado qué es el TODO. ¡¡Bastante tenían con ganar o recibir lo suficiente para comer!!

Esa verdad pertenece al KYBALION, un escrito super secreto sobre la vida, que sólo iba del maestro al discípulo, y se atesoraba como el saber más exquisito. Nunca se hizo público, asequible a las masas.

Hoy tampoco sirve de mucho saber que el TODO ES MENTE. ¿No?

No es necesariamente verdad. No, porque TODOS a veces nos preguntamos qué o quien soy, qué pinto aquí y que es esta vida que tanto dolor produce a veces. Entonces…, saber que “el todo es mente”, puede permitirte comprender que hay un conjunto de pensamientos en una mente infinita y eterna, causa de cuánto vemos y que además lo mantiene en el estado que creemos verlo. Y te puede consolar saber que para esa mente de la que formas parte (mejor expresado, que  ES LA TUYA), tiene preparado un plan y lo que hoy te aterra o te preocupa una barbaridad, tiene los días contados.

Lo peor de vivir mal es no verle salida. Si vives una tortura por ejemplo, parte lo más cruel de eso es que te aíslen del tiempo, sin saber cuando terminará, si la volverán a repetir, ni cuántas veces durante cuánto tiempo, o si la única salida al tormento es tu muerte.

El este desayuno con partículas que desde antes de ayer tomo al descubrir el libro, se cuenta un experimento que pone los pelos de gallina.

Cogen un grupo de perros. Los separan en dos grupitos. Al primero le meten en una jaula que sistemáticamente recibe carga eléctricas, no tan fuertes para matarlos, si suficientes para que la respuesta natural sea la huida. Pero…ESTÁN ENJAULADOS y sujetos. Prolongan el experimento tanto tiempo como para que las pobres bestias se resignen al maltrato. Se acurrucan destruida su voluntad, hasta que el experimento termina. ¡Me pregunto quién cuidaría luego de esos bichitos, tan traumatizados, que ladrar alegres de nuevo les sería imposible!

Desde aquí mi gratitud a cuantos seres vivos con suficiente consciencia, han servido para que el hombre descubra qué es todo.

Sigo.

El otro grupo también enjaulado, tiene a la altura del hocico algo que detiene la carga eléctrica. Tarde o temprano lo descubren. A continuación juntaron a un perro del grupo tan maltratado con otro del segundo grupo en una jaula con la mitad del suelo emitiendo calambres continuos y con un escaloncito fácilmente superable hacia la otra mitad sin descargas. Colocan a ambos perros sobre las descargas. El maltratado se acurruca resignado a sufrir…El otro, descubre en seguida la zona libre de electricidad y se sube en seguida.

El perro maltratado aceptó que la vida ES ASI…Y aun sufriendo lo indecible traga sin liberarse, aun si ahora PUEDE. ESO es el INFIERNO.

Creer que algo es inviable, sin fin en el tiempo hasta tu muerte, aunque no haya llamas, ni suelo electrificado.

ES +++LO QUE CREES+++ LO QUE HACE QUE TU MENTE VEA LO REAL DE FORMA TERRIBLE.

Y ahí saber que hay un todo, creer que ese todo mira por ti, le importas y que pretende que sepas como manejarte cuando deja de ser pensamiento y se hace materia, viene pero que muy bien. Ahí radica la revolución de la información, que quienes escribieron el Kybalión no podían compartir con la gente común.

Imaginad que al esclavo le dicen:

“Mira…, eres un todo enorme, con potencia para materializar lo que quieras…, cambiar cualquier situación . Hay salida, no sólo posible. Te conviene. Y si no escapas aun, no te rindas. No es para siempre”.

Benhur en la película, es llevado a galeras. Significaba generalmente la muerte lenta. Aguanta cinco años. Sus circunstancias varían y es adoptado por un senador, con todas las ventajas de ser ciudadano romano. Su sed de venganza le mantuvo fuerte a pesar de la pésima alimentación y el trabajo de remar casi sin pausa. De saber que no iba a ser para siempre…¿No le hubiera costado menos tolerar lo insufrible?

descarga

En “Desayuno con partículas” supongo le habrían soplado al esclavo Benhur: Tu suerte depende de lo que creas. Cree saldrás. Ocurrirá. Si crees que es definitivo, también lo será.

Cuando aprendí a interpretar en clave de normalidad lo que la Física Cuántica explica, mi vida empezó a modificarse. Ahora ha cambiado tanto, que aun si mi situación personal no parece envidiable, a mi me parece el REINO DE LOS CIELOS.

No sé de números, ni de fórmulas. La verdad inconmovible ya, que nos regala la ciencia más avanzada (como en su día lo fue que la tierra es redonda), que lo que CREAS, lo materializas, merece la pena saberlo. Si mis pensamientos, la mente, que es mía y es el TODO, cree algo, mi realidad obedecerá a eso en lo que yo creo.

¿Lo crees?

Pasa, que llevamos toda la historia basando el juicio y los pensamientos en el pájaros en mano y no en alguno de los cientos que vuelan. Pasa, que vemos las barbas de nuestro vecino cortar y creemos ser el siguiente. Pasa, que nos fiamos de los sentidos que engañan y nos fiamos. Pasa, que si intenté algo y no salió, creo que es por ser como soy y me olvido de que jamás soy el mismo.

Si un elefante de cachorro es atado a una estaca intentará soltarse con toda su fuerza. Pero la estaca está tan sólidamente sujeta, por fuerte que sea no la arrancará para huir. Cuando pesa 5.000 toneladas su fuerza es colosal, pero YA NI LO INTENTA. CREE que no es fuerte para quitar la estaca y ni siquiera lo intenta.

images (3)

ASÍ NOS PASA A LOS SERES HUMANOS. Creemos que las cosas son FIJAS y estables. Nos fiamos del pasado y no usamos las herramientas que da la edad. Actuamos como ese elefante que por que lo cree sigue ATADO Y BIEN ATADO a una realidad podrida y vieja.

Ojo. Los que dedicaron su tiempo a pensar y dudar de la vida tal como la ven plantean la gran revolución. Consiste en saber que nada es permanente. Vivimos un infierno porque como el perro en la jaula o el elefante hemos aceptado lo que parece que hay. Y a “solo un escaloncito” hay otra realidad agradable que ni intentamos alcanzar. ¿¡Para qué, si no puedo!?

La ciencia dice que sí puedas. De echo, poder, lo podemos todo. Sólo hay que intentarlo OTRA VEZ con lo que ahora somos y sabemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s