MADRE, un individuo.

No sé si el acuerdo que comenzó alrededor de ser madre y sigue siendo comercial, pilla el mundo occidental entero. En medio Oriente, África y Oriente no es el DÍA DE LA MADRE, puede que en Australia, “hijo” de Inglaterra, allí sí lo sea.

Aun así, para muchos no es una oportunidad de consumir a favor esta vez de MAMÁ, sino un día…, en que sea esta la mejor o una de tantas, o incluso una de las que no se elegiría con la cabeza fría, sí es uno de los especiales.

Ya sea por defecto o por exceso, nuestra madre es algo íntimo, amado, en ocasiones tanto como odiado, pero siempre un pilar de nuestro origen, la certeza de tener un ser al que salvo excepciones, podemos volver, encontrar caricias, o el sustento ya sea anímico o material, o como poco una cara conocida a la que no explicar cómo soy, lo que me permite ser yo sin tapujos.

Aun si falleció, uno, hoy, casi no puede evitar recordarla si lo desea, porque hay mil recordatorios a cerca del momento, que tristemente puede durar sólo 24 h.

La madre es un INDIVIDUO, un elemento de nuestro ser, alguien al quien le tenemos esa sensación de gratitud espontánea, mucho más si lo eres tú, porque a pesar de lo popular de decir lo maravilloso que es SER MADRE, por serlo en propia piel sabes que es una selva, donde desde serpientes venenosas acechan, y hasta los felinos peligrosos pueden atacar.

¡¡Lo bonita sentados ante el televisor parece…!! Otra cosa es tener que machete en mano, transitarla cortando matojos para poder caminarla sin ver largo rato el cielo. Y no es horrible cruzarla.

¡AL CONTRARIO! Nada te afina los sentidos, te hace cuestionarlo todo, incluida a ti misma, nada duele tanto o asusta, como un hijo. Y esto señoras es un privilegio. Sí, te hace crecer, espabilar, te despierta a lo más grande de existir: LA VIDA en toda su extensión.

¿¿¿Llegaremos a comprender QUÉ ES LA VIDA???… Porque se nos escapa…

 Somos tan individuales, tan individuo al actuar, sentir y pensar, que se nos va lo grande, la incuestionable manera de expresarse que la Vida tiene.

Yo hablo de mi vida, tu de la tuya y el otro de la suya, como si fuesen libros a parte, tomos exclusivos y distintos totalmente de otros de la enciclopedia…

Somos mas bien instrumentos de una eterna sinfonía, compuesta de múltiples tiempos y si no están afinados suena la música, pero la melodía suena rara. No conocemos aun su sonido armónico, porque estamos aprendiendo a afinar el instrumento, a valorar que en la orquesta infinita de la existencia, no cuenta más el primer violín, que el bombo, ni los platillos menos que el conjunto de instrumentos de viento sonando, que SONAR es esencial, pero hacerlo según la partitura, exactamente como su autor/a la concibió y dejó escrita, resulta inigualable y produce en los maestros músicos una felicidad inenarrable.

No es mi vida o la tuya o la suya lo que hay…

Hay muchísimos elementos, cada uno completo en sí mismo, pero ignoramos un rato largo, está por descubrir, que en todos y cada uno están los demás incluidos, cómo lo que haces me afecta y cómo lo que hago lo haces tu, aunque parezca que sólo yo lo hago.

Al elevarse de la concreta verdad de la realidad a una mayor, tan cierta como la anterior, ves VIDA, que se derrama en cada acto o pensamiento, en cada hombre y cada partícula de masa por diminuta que sea.

Crío gusanos de seda.

Como individuo es apasionante. Mirar su cuerpecillo peludo (al nacer parece una escoba bajo una buena lupa) y verle cada semana durante cuatro entrar como en coma, deja de alimentarse y se le cae la cara para soltar con harta dificultad su piel que ya le aprieta… Y un día, inquieto, busca selectivamente donde soltar la increíble seda ( uno de los materiales más fuertes), para crear un nido y luego, hilo a hilo una crisálida, armario vestidor donde permanecerá tres semanas exactas…. De allí saldrá con sexo, que antes no tenía y rompiendo un entramado brutalmente intrincado con ácido, sale a secar sus alitas que no volarán jamás, pero le convierten en mariposa…

…Como un copito de nieve, con antenas que recuerdan a las cejas de las féminas de Disney, quietitas ellas, gordas de tanto huevo que pondrá y dulces, esperan a los atolondrados machos que las fecundarán. Atolondrados porque corren el riesgo moviendo sin cesar sus alas de caerse fuera de la caja, o eso creo, y  de pronto dos abdómenes se encuentran y durante largo tiempo para la veloz carrera de vida de dos meses de un insecto, copulan. Ellos sólo quieren copular y si no hay hembra se desgastan las alas hasta morir. Ellas, de pronto ya no van a hacerlo. Han de “derramarse” en los más de doscientos huevecillos amarillos que son ella y su pareja, aun vivos ambos.

Observar todo esto me conmueve cada vez, con cada bichito, con su manera de mostrarse, muy similar bien es cierto, porque esta especie es ASÍ. He llegado a ponerles nombre manchando su piel de gusano grandote para diferenciarlos, con rotulador. Lo cual significa que verles morir me entristece.

A sabiendas de que ellas y ellos son los huevos en quienes sigue viva la vida, que las mariposas son apéndices incapaces de continuar su existencia, veo verdadera VIDA en lo que dejan atrás, pero me entra la nostalgia…, una especie de reconocimiento a un elemento cuya función se ha cumplido sin aplauso

Vivo el mundo, su espacio y tiempo y EL INDIVIDUO se contempla como si fuera un completo, que lo es, pero que estando para continuar, sin prevalecer él, no deja de estar en sus descendientes. Mi madre decía: VOSOTROS SOIS MI ETERNIDAD.

Ella no morirá, porque sus genes no solo están en nosotros, sino en toda la familia humana.

Curiosamente IN-DIVIDUO viene de otra palabra que la que es sinónimo: “INDIVISO”, o sin división.

Sé que nadie se fija…¡Como en tantas cosas! Nuestros sentidos informan de ciertas formas de realidad, se nos escapan los matices, porque no somos detallistas. Estamos más por vivir, pasarlo menos mal o bien, y trabajo, niños, obligaciones auto impuestas o reales…

Y sin embargo, la VIDA es un CONTINUO, no una línea de puntos separados como aparenta…

Yo soy mi madre viva en al menos un 50%, no me parezco a ella mucho, pero lo sea, lo sienta o no, ella realmente no ha muerto. Como la mariposa en sus huevos, la especie humana vive en cada uno de sus personajes, late en cada uno, actualmente y aquí.

3203_17_161633

Pasa, que nos apegamos tanto a los mal llamados individuos (que NO HAY DIVISIÓN, sino aparente separación), que al ver morir al individuo lloramos por cuanto nos regaló su vida mientras estuvo junto al individuo que creo ser, no el NO DIVIDIDO que soy realmente.

Nunca se fue nadie…En ti y en mí vive el primer mono listo, la primera célula que se atrevió a existir cuando el mundo era tan hostil que ser célula era una aventura mortal.

Puede ver así la vida, quitarle importancia a la personalidad que expresan cuerpo y mente, o creer que SÓLO soy fulanito/a de tal, hijo de tal y tal, madre o padre de…Y así sucesivamente.

Aseguro que no se vive de la misma forma. Doy fe.

Yo, como es de suponer, porque felizmente para mí la ciencia no va a salvar lo que soy y he sido, seguiré viva en cada humano con el que comparto genes. Si no, seguiré viva en el carbono de tantos seres vegetales con los que comparto estructura o en los animales con los que comparto emociones. Y si no, en el calcio de las rocas, si es que el mundo androide no llega a verlas peligrosas…, suponiendo que el mundo cibernético que ha llegado para quedarse, crezca de tal forma que nos aniquile como especie. No tendría mucho sentido, pero los crearon “individuos” con poca sensación o conocimiento de la dignidad de la VIDA, me temo. ¡¡Esperemos que no!!

No creo en el susto de las inteligencias artificiales que matan al huésped en el que se alojan…, más bien espero que haya creadores de esas estructuras que de alguna forma ya viven también, que pusieran en ellas AMOR. Si es así, nada hay que temer.

Vuelvo a la MADRE.

Hay un conocimiento que excluye de esa palabra y lo que significa al varón. ¡¡ERROR!!

En cada ser humano hay escondido otro yo de sexo opuesto.

No lo sabemos. Lo sacamos poco a pasear… Pero haberlo hailo.

Sé que ni costumbres, ni sensaciones, ni los sentidos o la mente consciente que barajamos lo muestra. Pero no por desconocido es menos real.

En cada varón permanece escondida si no la saca será hasta su muerte, una mujer, como en nosotras un hombre. 

Y a esa madre que en vosotros varones vive sin una sola rosa que le aplauda tanto descuido e ignorancia de su existencia, a ese INDIVIDUO padre-madre que nos habita a todos, hoy le felicito con toda mi alma.

Si se ve, por atreverse. Si no, por tanto silencio oprimido que sostiene al macho que sale y a todas las que ignoran el varón y a las que lo airean, y a las mas del 50 % de mujeres que con o sin aplauso existen y han existido, como a las que vendrán…,

…LAS FELICITO.

PITUFOS088
Si no tienes rosas háztelas de papel.

Somos el corazón de la Vida y si pasamos todo el amor de que somos capaces, la vida en la Tierra necesariamente se va a modificar.

Un comentario en “MADRE, un individuo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s