Efecto PLACEBO. Efecto NOCEBO.

Hace mucho, con fe inquebrantable en mi madre, tomé aspirina para dormir. Ella sabía que una aspirina no me dañaría. Insistí en tomar un somnífero. Estaba de exámenes. Uno se desvela… ¡Dormí cual ángel! Más tarde lo contó. También creerse enfermo puede provocar síntomas hasta el punto de morir. No hace falta ser hipocondríaco.

Recuerdo nuestros viajes en avión. El día antes los críos cogían fiebres de 40º. ¿No les gustaba el avión, viajar, o salir de casa…? Y como “profe” he visto disiparse múltiples dolores para jugar como locos minutos después.

Nuestro cuerpo es asombroso. Hay quien lo llama “máquina”, pero ser orgánica, cambia todo. Y si es grande nuestro organismo… ¡qué decir de la mente que lo habita!

Tus pensamientos cambian la más negra realidad, aunque el miedo tiene tanto o mayor poder. Por eso los efectos PLACEBO y NOCEBO. Mi aspirina fue un placebo. Concilié el sueño, igual que el miedo a viajar enfermaba a mis hijos. Ese era un nocebo.

Creo en la ciencia. Cuando demuestra algo da sentido a la vida corriente. Pero ni todos los científicos investigan, ni cuanto se ofrece como fidedigno lo es. Esa información nos llega a través de los medios, que divulgan según qué “verdades”. Los medios pertenecen a unos pocos. Se presentan “libres” y diferentes entre sí. Falso: lo que cuentan parece cortado por el mismo patrón. Jamás había visto ni tanta censura ni centrar en un tema todas las noticias. Pero… la red tiene puertas traseras. Por un corto tiempo podemos oír otras versiones de boca de doctores desacreditados, perseguidos, y en fin personas con conciencia que sorprenden.

¿¿Sabíais que hasta los 50 no se vacunaba en masa a la población, o que aislar un virus es muy difícil y ni el del SIDA, ni el del coronavirus se han aislado?? Sí. Te han enseñado un dibujo. ¿De qué?

Han muerto muchos, aunque este año no hay cifras de muertos por gripe oficialmente. Todos se suman al coronavirus. No atendieron a montones de otras enfermedades, pero si morían, subían las cifras de fallecidos- covid.

Un médico (40 años de carrera), dice que ancianos tocados, ya por el desgaste físico natural ya por enfermedades crónicas, convencidos de que el covid19 mata, sufrieron un efecto NOCEBO. Afirma que no es el primer intento de crear una falsa pandemia, que  el coronavirus no es la causa. Hay otra/s que no se ha estudiado. De hacerlo, no hubieran convencido a tantos de un peligro “real”.

Aunque lo que me ha dejado atónita es que dice que “la infección” es una TEORÍA. Hace menos de un siglo que usa la medicina la infección como origen, el contagio. Ni siquiera toda la Ciencia Médica actual lo corrobora. ¿Hay otras causas de tantas muertes y no se debe a un virus? Parece que sí.

Hemos entrado en la paranoia, la convicción de que el otro ataca mi salud. ¡No está mal como efecto nocebo! Ya teníamos personas tóxicas: tu jefe, tu hermano, tu vecino te causaban dolor de cabeza. Ahora, además, los que no llevan mascarilla.

¿Cómo un virus tan letal entró en tantos asintomáticos sin matarlos? ¿Cómo hace 3 meses se desestimaban las mascarillas y ahora son imprescindibles?

Si el cuerpo es magnífico, la mente lo es más. Capaz de convencerte de que vas a morir, imaginad el día que todo ese poder se use en amar y ser amado, dar y recibir, crear estructuras que no dispongan de nosotros como conejos, sino que nos den alas. Y si encima trabajamos en equipo, sin minusvalorar a nadie, ¡¡DIOS!! ¡De qué no será capaz la humanidad!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s