Abro mi blog con tres palabras en mi corazón: FE, fe ciega. ESPERANZA, por encima de todo y CONFIANZA.

Las cosas parecen tan confusas, tan distorsionadas, tan amenazantes que esas palabras suenan a irrealidad. Pero…¿cuándo estuvieron mejor? Miro atrás en cualquier periodo histórico. Es imposible hallar alguna época sin esa sensación de inestabilidad…

Hay un enanito cabrón interno que recuerda tiempos pasados, propios o ajenos. Eriza el vello. ¿Puede algo similar reproducirse? Es el pesimismo. Atenaza ante determinados hechos, determinados signos y arrastra a creer en lo inevitable.

Esas tres palabras construyen futuro, alientan al ALMA a no fiarse de grandes movimientos sino de nuestro pasito diario. Los mayores sienten acercarse la muerte, pero todos la tenemos cerca y cada noche morimos para amanecer. Sólo tenemos el minuto presente, independientemente de la edad. Veinticuatro horas cada vez. Sólo eso.

Reflexionamos, protestamos, crece la queja… ¡A veces toca moverse! Nadie dijo que vivir sería fácil. Puede serlo si CONFÍAS. Los bellos futuros fueron esperanza de hombres que soñaron, se movieron para realizarlos porque creían, tenían fe en sí mismos y en la Vida.

Es corriente deprimirse por lo aparente de los acontecimientos, interpretar los conflictos mirando reacciones pasadas. ANTES no es AHORA. Antes dije SÍ. Ahora puedo decir NO. Antes permití y callé. Hoy puedo negarme y hablar. ¿Servirá? TE SIRVE A TI.

Parecemos gente, masa. En verdad, la vida soy yo y cómo me quiero sentir. Escuchas cómo la vive aquel y haces tuyas sus percepciones, si crees en sus razones históricas, vives la suya no la tuya. Aunque venga de un libro, tu abuelo, o tu yo de hace 15 años. Es muy sencillo desanimarse, quedarse parado esperando. Mueve tu mente y tu corazón. Mira de otro modo.

Actualmente hacen mucho ruido los medios. No aparecen actos que no interesan, aunque en nuestro panorama actual hay mucha luz implicándose por evitar el desconsuelo, la sinrazón y construir.

Grandes mentes describieron nuestra historia en ciclos. Comienzos y finales llegan con violencia, rencores agresivos, odios desatados. Siempre se alcanzan periodos brillantes que decaen generando finales doloroso. Así fue.

Nuestro planeta se eleva espiritualmente. Soltaremos comportamientos que muestran la barbarie, base del esplendor. Pide que se la tenga en cuenta. Y cada vez que se abre una puerta en la historia al futuro armónico que está anunciado, tenemos la oportunidad de entender y aceptarla. Eso la devolvería en paz a su lugar. Terminarían los ciclos…

Muchos somos conscientes de haber elegido nacer ahora para recoger todas las patatas que cayeron tantas veces de la bolsa e incluirlas en el guiso. Nada sobra. Nadie puede faltar. No caben los enemigos, en todo caso dignos rivales, cómplices del tiempo de luz anunciado.

Ahora bien, necesitamos FE, ESPERANZA, y CONFIANZA. Si seguimos oyendo al enanito cabrón las patatas mentales caerán de la bolsa. En la Bella Durmiente, alegoría del alma humana, la madrastra no es mala por perversidad, sino por rechazo. Nadie lo quiere. Es padre del odio y la destrucción.

Será una fe ciega. Ante lo perverso, el miedo, o la amenaza esperará y confiará…, al menos en uno mismo. Somos luces apagadas por nuestra propia mente que siembra como antes y lo mismo.

Hoy despediré la vida de ayer. Me abro al nuevo sol. Día a día, con fe ciega, esperanza total y confianza. Vea lo que vea, oiga lo que oiga, hagan lo que hagan. Voto por la luz. Está revelado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s