DIOS ES OTRA COSA II

Sí, es otra cosa.

Despierto. Me desperezo sintiendo alegría. ¡Maravilloso este nido para dormir! Minutos después veo el nombre de Jesús en hebreo: «¡Buenos días Amor!». Miro fuera y me toco el pecho. Está fuera y dentro de mí. Anoche le dije: «Dedicada por entero a ti, toma Tú las riendas». No censuro si dejo la cama sin hacer, si no ordeno… ¡Habrá tiempo…! Dos vidas felinas esperan su desayuno. Las atiendo enseguida. Observo mis numerosas plantas. Alguna muestra sed. «Voy» le digo y sacio su sed.

Me siento en la terraza. Compruebo mi mundo vegetal: está bien y miro el horizonte. Oigo varios tipos de trinos. No es el menor el penetrante chillido de los vencejos. El exultante verde de los árboles de mi calle, las casitas, a veces el tren que pita, más cerca mis petunias, los pensamientos que perdonó el verano… el doble de pequeños, pero ahí siguen. El cielo, el aire, los sonidos de la avenida… trocitos de mi amado que me cuentan su AMOR.

Ahora mismo violan a un menor; alguien es torturado (¡Dios, cuánto duele saberlo!); alguien sufre un dolor lacerante después de días… ¿Semanas, sin comer? Dispara un fusil o explota una bomba. Escucho el lamento de quien ya no puede alimentar a su hijo. Un anciano cuestiona si mereció su vida la pena. Responde que no. Un potentado telefonea para pergeñar un dominio mayor o controlar que sigue su plan. Un bebé abandona el suplicio de vivir. Alguien se siente traicionado o ninguneado. Un joven salta, creyendo poner fin a su angustiosa soledad.

Todos ellos son Dios creciendo, experimentando. Sintiéndose. Antes… tanto dolor y aún mayores, me arañaban el alma, ¡cuánta impotencia! Podría librar a alguno de su daño, pero…¿Y el resto? Ahora sé que hay leyes desconocidas, una de las cuales junta a víctima y agresor. Por eso urge conocer a Dios, conocerse, saber que no soy víctima de nada, sino Dios vivo y como tal, merecedor de cuanto necesito. Verdaderamente sólo necesitamos AMOR. El resto viene solo. Cuando la víctima que porta nuestro genoma se vuelve latente, no hay agresor alguno.

Vivir es descubrir que del patrimonio que como hijos pródigos traemos desde lo que Jesús llamó «la casa del Padre», hay zonas destinadas a nutrir la luz que son felices en lo oscuro e invisible y necesitan nuestro aplauso: lo que llamamos mal. El MAL alimenta la luz cuando lo sentimos y agradecemos su tarea. ¡Tantos seres se prestaron generosamente a ser el malo para que reconociésemos un día la labor del mal! ¡Cuánta rabia, cuánta ira por haber sido reiteradamente condenados!

Bendigo pues, todo: el bien que me regocija y el mal que hace que mi bien crezca al amor de un café ante un panorama bello y veraniego. Mientras cae por mi garganta me recuerdo: «El que come mi carne y bebe mi sangre, está en mí, es en mí y yo en él». Ya no comulgo en el templo. Cualquier alimento es su cuerpo, su sangre cualquier bebida… Hoy hasta el aire que respiro es Dios.

«Abro líneas». En mi teléfono, los amados. Les mando la bendición de un buen día. Pongo mi corazón en ello: somos el mismo con rostros distintos viviendo. Sonrío. Tan lejos y tan cerca.

Después, tareas. Despacio. Sin prisa. El reloj recuerda: alimenta tu cuerpo. ¿Ya las tres? Contemplo a unos desconocidos por el televisor. Ya son de la familia y río. El sueño me vence. Un rato después, retomo mis tareas Siento caer la tarde. Salgo a escuchar la locura de los vencejos. Veo al sol acostarse. Veré alguna película, coseré, escribiré o leeré y de vez en cuando, sintiendo mi corazón le diré a Dios: «te amo, me amo en ti». Veré las estrellas y volveré a mi nido y entre tanto, tal vez alguien llamará, escucharé y le transmitiré mi esperanza.

Un día común. Un corazón que sabe que es Dios quien hace, que soy su instrumento y bendigo lo cotidiano. Dios es muy sencillo. Una fuente continua de amor si puedes verlo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s